Decenas de niños asistieron esta mañana a la recepción que los Reyes Magos ofrecieron en las instalaciones de la antigua carpintería de ribeira de Banda do Río, y que reemplazó a la tradicional cabalgata ante la situación sanitaria del municipio. Los más pequeños guardaron cola pacientemente en el exterior del recinto para ir entrando de uno en uno al astillero, donde aguardaban Sus Majestades en tres tronos preparados para la ocasión. Con mascarilla y distancia de seguridad pero con la misma ilusión de siempre fueron escuchando las peticiones y deseos de sus jóvenes admiradores, quienes, por su parte, desafiaron al frío para mantener su cita con los responsables de que esta noche reciban sus regalos. El recinto estaba preparado con un circuito de entrada y salida a fin de evitar aglomeraciones.

Mientras, aquellos que no tuvieron la oportunidad de acudir al evento pudieron cumplimentar la carta tipo que el Concello de Bueu presentaba en su web y redes sociales, para enviar a la dirección de correo electrónico de los Reyes Magos en el municipio, reismagos@concellodebueu.gal.