Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu encarga la construcción de dos marquesinas de granito para la zona de los institutos

Cada una medirá siete metros y el coste ronda los 15.000 euros | La dotación era una demanda de la comunidad educativa

Los autobuses escolares en el entorno de los institutos de Bueu. | // GONZALO NÚÑEZ

El Concello de Bueu ha contratado la construcción de sendas marquesinas fabricadas en granito para ser colocadas en la calle Staffan Mörling, donde se ubican los dos institutos de la localidad. La dotación de estos elementos de mobiliario urbano era una demanda presentada en varias ocasiones por la comunidad educativa para que los estudiantes puedan esperar por los autobuses en mejores condiciones. La inversión será de casi 15.000 euros y se prevé que a la vuelta de las vacaciones navideñas ya estén instaladas.

El consistorio ha preferido contratar la construcción y colocación en lugar de apostar por unidades prefabricadas. “Van a ser de piedra, cubiertas con panel sandwich y en el interior contarán con un asiento de madera sobre una base de piedra”, apuntan los técnicos municipales. Las dimensiones de las marquesinas serán mayores de lo habitual puesto que se estima que tengan hasta siete metros de longitud.

El contrato se ha adjudicado a la empresa Explotaciones Mineras del Morrazo, con sede en la parroquia canguesa de Aldán, que se encargará de la construcción y colocación. Inicialmente estaba prevista una sola, pero finalmente habrá dos, según apuntan desde el gobierno local. Una de ellas se emplazará a la altura de la nueva pasarela de acceso al pabellón polideportivo Pablo Herbello, mientras que la segunda ocupará el espacio en el que anteriormente había un quiosco, en las inmediaciones del acceso al aparcamiento del recinto deportivo.

De esta manera se dará servicio a los dos institutos de la zona –IES Johan Carballeira e IES Illa de Ons– y el alumnado dispondrá de un lugar en condiciones para resguardarse y esperar los autocares en caso de mal tiempo. “Somos conscientes de que era una petición que existía desde hace tiempo y que intentamos atender en la medida en que somos capaces de resolver las cuestiones técnicas y económicas”, señalan desde la Alcaldía.

Las obras se incluyen dentro de los planes para mejorar y reordenar este ámbito de usos educativos y deportivos, que afectan también a la circulación de vehículos en la calle Staffan Mörling.

Compartir el artículo

stats