Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contagios caen en Moaña al recuperarse familias enteras y siguen al alza en Cangas

Hasta 18 personas superan el virus en solo un día en la villa moañesa, que cuenta con 60 positivos, por los 53 de Cangas | 30 hosteleros de Moaña deciden no reabrir hoy ante las duras condiciones

Xosé Manuel Pazos y Victoria Portas, durante la reunión telemática de ayer desde el Concello. |   // G.NÚÑEZ /

Xosé Manuel Pazos y Victoria Portas, durante la reunión telemática de ayer desde el Concello. | // G.NÚÑEZ /

Local cerrado, ayer, en Moaña. | // G.N.

La hostelería de Cangas y Moaña puede abrir parcialmente sus puertas hoy. Desde esta medianoche entró en vigor la relajación de las normas para este sector anunciadas el martes por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. De todas formas, el criterio establecido para Moaña permitiendo solo el 50% de las mesas en las terrazas y sin servir en el interior de los establecimientos lleva a que más de 30 hosteleros se hayan unido para decidir mantener el cierre o en todo caso solo la venta para recoger. Aseguran que no les compensa reabrir en dichas condiciones y así lo harán saber con carteles en sus ventanales. En Cangas pueden servir también al 30% de las mesas del interior de los locales. En ambos casos debe cerrarse a las 17.00 horas y solo podrán sentarse en una misma mesa 4 personas como máximo.

Más allá de la hostelería, en ambos municipios seguirá rigiendo el cierre perimetral y, aunque se vuelven a permitir las reuniones entre no convivientes, estas se limitan a un máximo de cuatro personas.

A esta nueva fase la comarca llega con tendencias muy distintas. La situación de la pasada semana, con los contagios desbocados en Moaña y Cangas en claro descenso en cuanto a la incidencia de la pandemia se ha revertido en los últimos días. Y es que Cangas sigue subiendo y se encuentra ya en 53 positivos activos, lo que supone un incremento con respecto a los cerca de 30 casos de hace una semana. Eso sí, en las últimas horas parece que se ha estancado la expansión del Covid-19.

En Moaña, que entró en cierre perimetral el jueves de la semana pasada, llegó a rozarse el centenar de casos activos a la vez. Desde entonces se ha conseguido aplanar la curva de contagios y el lunes empezó el descenso más claro. En estos momentos hay 60 contagiados en la villa moañesa, lo que supone 18 casos menos en un solo día.

Desde los servicios médicos explican que el rápido crecimiento y a su vez este descenso tan repentino en los contagios en Moaña tiene su explicación en la denominada “agregación familiar”. Y es que se registraron muchos focos de contagios de coronavirus localizados en familias concretas, por lo que fue más fácil controlar su evolución. Así como se registraron los positivos todos juntos, también las altas de muchos de estos familiares llegan con muy poca diferencia entre ellos. Estos focos grandes en familias explican que la Consellería de Sanidade considere la celebración del día de San Martiño, el patrón de Moaña, como el punto de inicio de la escalada de contagios que sufrió el municipio en el mes de noviembre. Las autoridades sanitarias alertan de que la mayoría de la transmisión del virus se registró en comidas familiares el mencionado día, cuando Moaña se encontraba en una situación sanitaria mucho mejor que la de sus municipios limítrofes.

Ayer los alcaldes participaron en la reunión telemática de seguimiento de la pandemia. Por el Concello de Cangas, fueron su regidor, Xosé Manuel Pazos, y la concejala de Sanidade e Servizos Sociais, Victoria Portas, quienes se quejaron de la “política de comunicación” de la Xunta a la hora de informarles de los casos de Covid-19 y de su evolución en el municipio. “No podemos estar pendientes de la prensa para enterarnos de lo que pasa en nuestro municipio”, reprocha Pazos, y recuerda que la ciudadanía a quien se dirige para solucionar los problemas es al Concello y no al Sergas. Desde Moaña, su alcaldesa, Leticia Santos, abundó en las mismas quejas, y recibieron por respuesta que el comité autonómico del martes se cerró con algunos flecos pendientes y las decisiones se tomaron a última hora, lo que pospuso la comunicación a los interesados.

Los representantes de gobierno cangués también expresaron que no les parece “acertado” el horario de reapertura parcial establecido para la hostelería, ya que es a partir de media tarde cuando estos locales tienen más demanda. Desde la Xunta indicaron que ese asunto, como otros relevantes, se debate a fondo en el comité técnico y las decisiones siguen los criterios que le parecen más adecuados a los expertos.

También quieren saber los responsables municipales hasta cuándo se mantendrá el cierre perimetral de Cangas y Moaña y se reabrirá la libre circulación entre municipios. Y la respuesta tampoco fue concreta, porque los expertos señalan que la situación es cambiante, se analiza prácticamente a diario y las medidas se adopta en función de dicha evolución. Por lo tanto, no se puede prever ni concretar fechas que luego podría ser necesario modificar si la situación cambia.

Otra de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa es el traslado por parte de la Consellería de Sanidade de “datos contradictorios” sobre la incidencia de casos en cada municipio, que en Cangas llama más la atención porque “son distintos” en función de qué departamento autonómico los remita. La respuesta que dieron a Victoria Portas es que las cifras reales son las que ofrece la gerencia del área sanitaria de Vigo, ya que están más actualizados que los de otros departamentos. En Cangas, la incidencia a siete días es de 109 casos, y a 14 días, de 180. A día de ayer eran 57 los casos activos en el municipio, una cifra superior a la de días precedentes, lo que hace pensar a los miembros del gobierno local que no es la hostelería el sector directamente culpable del aumento de contagios, porque esta lleva tres semanas cerrada y la oscilación en el número de contagios no ha remitido de forma sensible.

Con respecto al conjunto del área sanitaria viguesa, el gerente del EOXI, Javier Puente, cifra la incidencia hospitalaria en 43 pacientes, de los que estaba previsto que cinco recibieran el alta ayer. En la UCI permanecían 15 personas, también con la previsión de cinco altas a corto plazo. La estrategia de las autoridades sanitarias es no aumentar las medidas restrictivas, para no cansar a la población, sino mantenerlas en el tiempo.

La pandemia remite en los colegios, con solo 14 casos activos

La mejora de la situación sanitaria moañesa esta semana se refleja también en el rápido descenso del número de contagiados en colegios. Llegó a haber más de 15 alumnos contagiados y en estos momentos solo quedan tres casos: 1 en la guardería Dalila, 1 en el CEIP Reibón y otro en el instituto As Barxas. Por el camino se superaron de forma satisfactoria crisis como la del colegio de Domaio, que llegó a tener hasta seis alumnos contagiados en una sola clase. En toda la comarca hay en estos momentos 14 casos positivos en centros educativos, dos menos que ayer. Hasta 9 casos se registran en Cangas: 2 en Nazaret, 2 en el CEIP Espiñeira-Aldán, 2 en el instituto Rodeira, 1 en el instituto María Soliño, 1 en el CEIP San Roque y 1 en Castrillón. En Bueu, cuyo municipio cuenta solo con 5 casos activos de Covid, hay un alumno contagiado en el colegio Virgen Milagrosa y otro en el IES Johan Carballeira.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats