El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció esta mañana los cambios en las restricciones impuestas a los municipios de Galicia con peor comportamiento de la pandemia de Covid-19. En lo que corresponde a la comarca, Cangas y Moaña seguirán en cierre perimetral, pero se relajan las medidas impuestas a la hostelería. Podrán reabrir las terrazas este mismo viernes, aunque con condiciones distintas en función de la incidencia acumulada de coronavirus que presentan.

Así, Cangas se encuentra entre los municipios con nivel medio-alto de incidencia. Es decir, registró entre 150 y 250 contagios por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En esta situación la hostelería de Cangas puede reabrir desde este viernes un 30% de sus mesas en el interior de los locales y hasta un 50% de las mesas en las terrazas. Eso sí, solo se podrán juntar grupos de 4 personas como máximo y toda la hostelería debe cerrar a las 17.00 horas cada día.

En Moaña, cuyos locales llevan menos de una semana cerrados, se permite también una apertura parcial aunque menos flexible que en Cangas. Moaña se mantiene en los municipios con máximas restricciones, con una incidencia de contagios de más de 250 positivos registrados por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Así las cosas, los bares, cafeterías y restaurantes de Moaña solo podrán reabrir este viernes sus terrazas. Estarán limitadas a un aforo del 50%. Como ocurre en Cangas podrán sentarse grupos de hasta 4 personas sean o no convivientes. También deben cerrar los locales a las 17.00 horas cada día.