Los problemas de falta de alumbrado siguen en la zona del muelle de Aldán, en el barrio de Espiñeira. Si hace unas semanas el problema estaba en el propio alumbrado del muelle, que Portos finalmente subsanó ya que se saltaba la conexión y la zona se quedaba a oscuras, ahora es en la parte trasera del muelle, en el lugar de Xestadelo.

Los vecinos aseguran que llevan un mes sin luz porque las bombillas se fundieron. Reconocen que por esta zona pasa mucho personal a la fábrica de pescados. A las 6.30 horas lo hace el primer turno y el segundo sale a las 23.00 horas, y se encuentran con el vial totalmente a oscuras, con el inconveniente que está muy pegado al mar, que lo hace más peligroso aún por el oleaje y las mareas vivas.

Uno de los afectados asegura que se puso en contacto con los concejales de Obras y de Servicios, Eugenio González y Aurora Prieto, pero han pasado dos semanas y las bombillas siguen sin funcionar, de ahí que muestre su malestar por una situación que con el electricista municipal se arregla fácil.