Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un regalo para nada envenenado

La concejala de Servicios Sociales del Concello de Cangas, Victoria Portas, fue ayer uno y dúo. Es decir, estuvo en el minuto de silencio por las víctimas de la violencia machista y también en la reunión telemática del Consorcio Galego de Servicios Sociais. Subió y bajó escaleras más rápido que nadie. Bueno, puede que en el interior del ascensor tuviera un traje de superheroína y eso le permitiera llegar sin esfuerzo a los dos sitios. ¡Pero no va a ser eso! Recordar que la reunión telemática se mantuvo en el salón de sesiones y el minuto de silencio en el porche del consistorio cangués.

Los alcaldes no tienen nada que ver, por favor; no llamen más

Parece que hay mucho despistado en Cangas y en Moaña. Se quejan de que los alcaldes de ambas localidades cierren la hostelería en sus respectivas villas. La centralita está llena de este tipo de llamadas y en las estúpidas redes sociales funciona con éxito esta desinformación. Los alcaldes, claro, están que no se lo creen. No imaginaban tanto ruido en su contra, cuando está claro que la decisión se toma desde la Xunta de Galicia. Lo malo, es que hay quien no quita de su error a los afectados, que tienen un enfado importante.

El uno y dúo de la edil de Servicios Sociales

La concejala de Servicios Sociales del Concello de Cangas, Victoria Portas, fue ayer uno y dúo. Es decir, estuvo en el minuto de silencio por las víctimas de la violencia machista y también en la reunión telemática del Consorcio Galego de Servicios Sociais. Subió y bajó escaleras más rápido que nadie. Bueno, puede que en el interior del ascensor tuviera un traje de superheroína y eso le permitiera llegar sin esfuerzo a los dos sitios. ¡Pero no va a ser eso! Recordar que la reunión telemática se mantuvo en el salón de sesiones y el minuto de silencio en el porche del consistorio cangués.

Compartir el artículo

stats