Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una carabela portuguesa en Vilariño

Una carabela portuguesa en Vilariño. | FDV

El sol de estos días en la comarca, propio del “veranillo de San Martín” llevó a muchos vecinos hasta las playas, pese a encontrarse en el mes de noviembre. Los más aventureros incluso se animaron con un chapuzón. Entre las sorpresas encontradas está la de esta medusa del tipo conocido como carabela portuguesa. En la arena de Vilariño.

La alarma que provocan las quemas controladas

El sol que está acompañando buena parte de noviembre a la comarca está siendo aprovechado por muchos vecinos con terrenos para limpiar y quemar la maleza de sus fincas. Es una práctica habitual pero que esta vez se concentró en un periodo muy corto de tiempo. Esto hace que el humo prolifere en muchos puntos de la comarca hasta el punto de que alerta a muchas personas, que llegan a llamar a las fuerzas de seguridad alertando de posibles incendios urbanos. El barrio de O Rosal, en Moaña, estaba cubierto por humo y olor a quemado durante algunos días de la pasada semana. En Cangas ocurre lo mismo con el entorno de la Avenida de Marín, en donde estos días es habitual ver todo cubierto de humo. Hubo quejas incluso porque el humo cubría playas de O Hío. Es necesario tener paciencia y no alarmarse, pues esta es buena época para quemar sin riesgo de incendio.

Un spot publicitario de pintura

La afición del Concello de Cangas por colorear el suelo del casco urbano podría ser una buena herramienta para ofrecerse a protagonizar un anuncio televisivo de alguna empresa de pintura. Sería una nueva forma de captar recursos.

Compartir el artículo

stats