Montaje promocional al estilo “Marina D´Or”. | // FDV

“Cangas supera las olas de Nazaret”, otro de los “memes”. | // FDV

“Cangas D´Or, villa de vacaciones”, “Liberad a Willy se rodará en Cangas” , “Ondiñas veñen e van” o “Cangas supera las olas de Nazaret” son algunos de los mensajes que acompañan a los montajes fotográficos que circulan por las redes sociales ironizando con la intervención del Concello en la calle Méndez Núñez, cuyo pavimento se ha decorado con motivos marineros con la finalidad de hacerlo más “amable” para el tránsito peatonal en detrimento de los coches. El vecindario se muestra dividido ante esta actuación, que desde el departamento municipal de Mobilidade defienden como fórmula más viable para peatonalizar ese tramo a corto plazo, e incluso anuncian que las mordaces sugerencias se tendrán en cuenta para el proyecto Cidade da Infancia: “Al igual que en otras actuaciones relacionadas con la movilidad, aparecen viñetas con una originalidad fantástica, que recogemos para nuestra aula activa. Hazédnoslas llegar”, sugieren.

En el proyecto se ha implicado activamente el jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, que defiende la imagen elegida, en colores azul y arena y motivos que representan “el color del mar y de las olas al batir en los arenales”, aunque asume que la idea crea “división de opiniones” que hay que respetar. En los últimos días se han retirado los bloques de piedra y otros elementos fijos, se ha decorado el pavimento para “disuadir a la gente de aparcar”, al mismo tiempo que animan a vecinos y visitantes, “especialmente a niños y familias, a tomar la calle”. Anuncian que la actuación continuará en los próximos días.

La actuación crea discrepancias entre vecinos y viandantes. “A mi me parece bien que se pinte de colores más alegres que el negro del asfalto”, señalaba ayer un transeúnte, con la expresión de respaldo de dos niños y la desaprobación de su acompañante, que censura “una manera más de perder el tiempo y el dinero, en vez de emplearlos en cosas más importantes y necesarias”. Para la clientela de un bar próximo, la reducción del tránsito rodado “da más tranquilidad e invita a sentarse en la terraza”, mientras un comerciante de la zona opina que la intervención es “bastante chapucera” y augura que la pintura “pronto estará levantada” y no sobrevivirá a las navidades.

Quejas por la estrechez del acceso en coche

Otra de las medidas adoptadas por el Concello de Cangas para “humanizar” la calle Méndez Núñez es la colocación de un gran macetero y una valla que impide el paso a camiones y furgonetas de gran capacidad y limita el espacio para el tránsito de vehículos autorizados para acceder a la zona hasta el punto de que “resulta practicamente imposible entrar” si se circula hacia el centro urbano, critica un comerciante de la Rúa do Sol que necesita entrar a diario para surtir a su negocio y que se ve “obligado a cambiar de sentido” en la Avenida de Castelao para entrar con suficiente holgura, pues “no llega a 2,60 metros el ancho para pasar”. Desde el departamento de Mobilidade aseguran que la valla se colocó solo durante las obras para no interferir en el pintado y que el macetero se ajusta a las necesidades y los usos permitidos en la zona, que, repiten, es predominantemente para tránsito peatonal.