Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viabilidad del camping de Udra, entre el “sí” de la Red Natura y el “no” del POL

Urbanismo remite a los comuneros el informe de los técnicos municipales | Las normas que rigen en la zona tienen criterios contradictorios, pero el Concello cree que es “viable”

Plano con la propuesta de actuación para el camping de Chan de Esqueiros, en el entorno de Udra. |

El proyecto para crear una zona de acampada en la entrada de Udra oscila entre el blanco que parece ofrecer la normativa de la Red Natura 2000, que permitiría este uso, y el negro del Plan de Ordenación do Litoral (POL). Pero como suele pasar, entre medias hay toda una gama de grises que podría abrir la puerta a una actuación que permitiría dar una solución a un problema que se agrava cada verano: la proliferación de caravanas y autocaravanas, que en algunos casos aprovechan para verter sus residuos en el monte comunal. El informe urbanístico elaborado por los servicios técnicos del Concello de Bueu concluye que puede contemplarse la viabilidad de una zona de acampada, siempre que respete los principios para espacios de interés que se fijan en el POL y que nazca de “una intención de mejora de la situación actual, prestando especial atención a una serie de medidas preventivas y correctoras de los potenciales impactos sobre el medio ambiente”.

La actuación propuesta se materializaría en Chan de Esqueiros, un terreno que pertenece a la Comunidade de Montes de Beluso y donde hasta 1995 había un vertedero. La zona de acampada ocuparía una superficie de 12.250 metros cuadrados, con aforo para 140 parcelas para caravanas y tiendas. Los técnicos municipales entienden que el planeamiento urbanístico remite al Plan Director de la Red Natura 2000, que incluye a Chan de Esqueiros dentro de las áreas de uso general. Dentro de las normas específicas para estos espacios, dentro de usos y actividades autorizables, se incluyen expresamente instalaciones como “cementerios, escuelas agrarias, centros de investigación y educación ambiental, y campamentos de turismo”, recoge el informe urbanístico elaborado por los técnicos municipales.

No obstante, sobre esta zona también rige el POL, aprobado en 2011 y que considera “incompatible” el uso de un campamento de turismo. De todos modos consideran que no se puede dar portazo a la iniciativa, que podría ser autorizable en base a la normativa de la Red Natura 2000. “Se trata de una propuesta viable y necesaria para recoger la actividad de acampada libre que se realiza a día de hoy y que podría contribuir a una mejor conservación del contorno”, argumenta el informe municipal.

El documento fue trasladado por vía electrónica ayer a la directiva de los comuneros de Beluso, que quieren iniciar una serie de consultas con la Consellería de Medio Ambiente, Ordenación do Territorio e Vivenda para explorar si la iniciativa es viable y si contaría con su respaldo. La intención anunciada después de la reunión mantenida hace unos días con el gobierno local es solicitar el apoyo de la corporación municipal a través de una declaración conjunta de los grupos políticos respaldando la utilidad pública del proyecto. Desde la Concellería de Urbanismo también se ha solicitado una reunión con el Instituto de Estudos do Territorio (IET), que es el organismo autonómico encargado de la interpretación y aplicación de la normativa del POL.

El anteproyecto que se maneja para esta zona de acampada en Chan de Esqueiros recoge que todas las construcciones se ejecutarán con “materiales acordes con el entorno, siguiendo criterios de sostenibilidad, ecología y adecuación al medio natural”.

Los trabajos para acondicionar este área deberían incluir la creación de caminos para unir los espacios entre las edificaciones, entre las que figuran pequeños módulos destinados a la recepción, baños, lavandería y bar; delimitación de las parcelas de acampada; y dotación de las instalaciones básicas de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales, así como para la recogida de residuos sólidos. “La zona de Chan de Esqueiros es un terreno con poca pendiente, adecuado para esta actividad y que cuenta con cierto arbolado”, se defiende en el informe técnico.

Uno de los argumentos a favor que intentarán esgrimir Concello de Bueu y comuneros está dentro del propio término municipal, aunque en su parte insular: el campamento de la isla de Ons. Las partes entienden que sí se pudo autorizar esta dotación en un ámbito declarado como parque nacional, que es el de máxima protección, también sería posible en el caso de la entrada a Cabo Udra.

Compartir el artículo

stats