Un grupo de vecinos del lugar de Ximeu, en el entorno urbano de Cangas, denuncian la falta de acceso de sus viviendas a la fibra óptica para conectarse a internet con la velocidad suficiente que requieren sus trabajos y estudios, lamentan que sus reiterados intentos por lograr un servicio digno de las compañías operadoras no hayan prosperado y piden a las administraciones públicas que se impliquen en buscar soluciones.

La pandemia de covid-19 ha disparado las necesidades de conexión a internet para trabajar, estudiar o realizar gestiones ante la administración o las empresas de servicios. Entre los vecinos de un grupo de siete viviendas de Ximeu hay varias personas en esa situación que se sienten “discriminados” y ya han hecho varios intentos de mejorar las comunicaciones, hasta ahora sin éxito. “Los técnicos dicen que es cuestión de poner un poste”, alegan, pero nadie da la orden.