Las bases sobre las que se apoyará la nueva senda. | // SANTOS ÁLVAREZ

La reforma integral del paseo de A Xunqueira, en Moaña, encara ya su fase definitiva con la próxima instalación del nuevo firme. Y es que la empresa constructora ha recibido las planchas para la nueva plataforma. Se trata de placas alveolares de hormigón con barras de poliestireno expandido (porexpan) en su interior para aliviar su carga. Cada plancha pesa unos 1.000 kilos y se apilaron este mismo lunes en el entorno del arenal, en la zona de aparcamiento entre el paseo y la carretera PO-551. Estos días comenzará su instalación sobre las bases de hormigón que se dispusieron cada seis metros y que ya son visibles desde hace semanas.

Las planchas, una vez dispuestas, se recubrirán con una capa de hormigón y sobre él se extenderá un pavimento de zahorra compactada de 5 centímetros para integrar el paseo con el entorno natural.

La obra se completará con bordillos de hormigón y con iluminación LED en zigzag en ambas márgenes a lo largo de toda la senda, para facilitar su uso nocturno.

El nuevo paseo deberá estar listo antes de final de año. Lo financia el Concello con cargo al remanente de tesorería positivo y su importe asciende a 326.285 euros.

El cambio de material es necesario debido al deterioro de los listones de madera y al continuo gasto que el Concello dedica a su reposición. En cambio, en las pasarelas de acceso a la propia playa se optará por reemplazar los listones actuales por madera ecológica gracias a una mejora aportada por la empresa.

En total, se actuará sobre un área aproximada de unos 2.035 metros cuadrados.