Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El puerto de Aldán, a oscuras y, un año después, sin contenedores operativos

Los marineros no pueden utilizar todavía sus “casetas” porque carecen de agua y luz, pero Portos de Galicia ya les pasa el recibo de alquiler | Las averías continuas dejan a oscuras el muelle

Contenedor que funciona a modo de casetas de marineros en el puerto de Aldán. |   // GONZALO NÚÑEZ

Contenedor que funciona a modo de casetas de marineros en el puerto de Aldán. | // GONZALO NÚÑEZ Juan Calvo

La reiterada falta de luz en el Puerto de Aldán puso de manifiesto que los seis contenedores que hace un año instaló Portos de Galicia, a modo de casetas para marineros, todavía no están operativos. En estos momentos carecen de los servicios de luz y agua, sin embargo, Portos de Galicia ya pasa el recibo por los alquileres, de 20 euros al mes. La contestación que Portos de Galicia ofrece al patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Aldán, Juan Manuel Gregorio, a sus quejas por esta situación, es que es una cuestión burocrática, nada más, que se debe más a un atraso de las compañías que suministran el agua y la luz que a Portos de Galicia.

Ahora mismo reina la paz entre los vecinos y los marineros. Las protestas que había generado la decisión de Portos de Galicia de instalar contenedores en vez de construir casetas para los marineros, por considerar que se ofrecía una imagen de chabolismo en el puerto de Aldán, se fueron diluyendo con el tiempo, a lo que ayudó también bastante la epidemia provocada por el coronavirus. Esta situación provocó una guerra política entre el PP de Cangas y el PP de Galicia. El líder de los populares cangués, José Enrique Sotelo, se enfrentó abiertamente a la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas. Esta contienda no la pudo ganar José Enrique Sotelo, a pesar que tenía lugar en su tierra.

Los contenedores eran una cuestión provisional mientras no se acometiera la reforma de la lonja. Claro que corre el riesgo de ser como otras muchas cosas en Cangas, “provisional-permanente”.

La falta de luz en el puerto de Aldán es algo que quedó patente de nuevo esta semana. Comenta Juan Manuel Gregorio que, por alguna razón, el agua de los temporales debe entrar por algún sitio que hace saltar el limitador. Manifiesta que está constatado que el apagón sucede cada vez que hay un temporal. Esta semana, la Cofradía de Pescadores de Aldán puso en conocimiento del guardamuelles esta situación y se envió a un electricista a arreglarla. Pero la avería se solucionó de forma satisfactoria porque dos días después el puerto de Aldán volvió a quedar sin luz

Compartir el artículo

stats