SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O ROMPEOLAS

La buena suerte de un prejubilado

Ángel Molanes, agente jubilado de la Policía Local de Cangas

Ángel Molanes, agente jubilado de la Policía Local de Cangas GONZALO NÚÑEZ

A veces, Ángel Molanes, echa de menos la acción. Esa que vivió en la buena época de la Policía Local de Cangas. Pero ahora duerme más tranquilo y acostumbra a pasear con su magnífico perro por las calles por las que antes patrullaba.

No hay que demonizar a la juventud

Tampoco hay que demonizar a la juventud, esa que ahora se pasea enmascarada y no precisamente para huir de la Justicia, esa que no es tan ciega como se supone. De otra forma no habría tanta polémica por renovar el Consejo General del Poder Judicial. No es que preocupe más que se cierren los bares que la Universdad, que sería irreverente, pero ahora mismo tienen cerradas las puertas de un mundo que anhelaban conocer, lejos de lo teléfonos móviles y las consolas. Ahora tocaban experiencias de vida, que, esperemos que no, pero que algún día podrían echar de menos, lo que nunca echaron de más.

Quejas equivocadas en la Cámara Agraria

El martes, en medio de una rueda prensa de Eva Solla, dirigente de Izquierda Unida, que tuvo lugar en los locales de la antigua Cámara Agraria, un hombre tomó la palabra para asombro de los presentes. Denunciaba que había sido objeto de un atropello tributario y venía a quejarse. Al principio nadie entendía nada. Después, explicaron al contribuyente, que las oficinas del ORAL esaban en la planta baja, que se había equivocado de ventanilla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats