Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

jordi lauren | Codirector del Festival SonRías Baixas

"Somos optimistas y trabajamos con más energía que nunca para el SonRías de 2021"

Asegura que la cultura supo "reformularse y trabajar de forma ejemplar en la pandemia"

Jordi Lauren, codirector del Festival SonRías Baixas de Bueu.

Jordi Lauren, codirector del Festival SonRías Baixas de Bueu.

El codirector del Festival SonRías Baixas, Jordi Lauren, recibió este fin de semana el Premio a la Excelencia dentro de los Iberian Festival Awards, que reconocen a los mejores certámenes de la Península Ibérica. A raíz del reconocimiento aprovecha para realizar un balance de la situación actual de la cultura en medio de la pandemia y de las previsiones para 2021.

- Después de estar nominado varias veces, los Iberian Festival Awards han premiado al SonRías a través de su figura con el Premio a la Excelencia. ¿Cómo acoge este galardón?

-Que el SonRías Baixas haya sido finalista en varias ocasiones en estos premios ya es un reconocimiento en sí mismo, teniendo en cuenta que se compite con todos los festivales de España y Portugal y tan sólo cinco festivales de cada país son finalistas. Es motivo de mucho orgullo y felicidad. El Premio a la Excelencia la verdad es que fue una sorpresa muy grata y, aunque un tanto abrumado, lo celebro lleno de orgullo y muy agradecido. Un premio individual por definición, pero coral en esencia, porque el reconocimiento es compartido por muchas personas que me acompañan en el día a día en PlayPlan, el SonRías Baixas y en cada proyecto o evento en el que trabajamos.

- ¿Qué significa para usted e incluso para Bueu que unos premios que aspiran a reconocer a los mejores festivales de toda la Península Ibérica nominen y premien al SonRías?

-No podría estar más contento porque se valore tan positivamente un evento celebrado en mi pueblo y organizado por un equipo de profesionales que trabajan en PlayPlan que también tiene su oficina en Bueu. Es motivo de orgullo que el SonRías Baixas sirva como motor económico, laboral, sociocultural y turístico ya no sólo para Bueu, sino para la comarca de O Morrazo y las Rías Baixas y que esto se valore en unos premios peninsulares es una noticia increíble.

- Este año tuvieron que reinventarse por culpa de la pandemia y pasaron del SonRías al MicroSonRías. ¿Llegaron a plantearse no hacer nada o su pasión les impulsó desde el principio a buscar alternativas?

-Nuestra primera decisión fue ser muy cautelosos y valorar todas las posibilidades. La reacción inicial fue trabajar en la estrategia para la supervivencia de PlayPlan y de los profesionales que trabajan con nosotros, proveedores, artistas y agentes culturales. La interlocución con ellos y con la administración pública ha sido constante, porque ante todo nos estamos jugando la supervivencia de la industria cultural. A partir de ahí decidimos programar el MicroSonRías como una forma de demostrar que la cultura ha sabido reformularse y trabajar de una forma ejemplar durante la pandemia.

- Supongo que ya están trabajando en la edición de 2021. ¿Confían en que será posible volver al formato original del SonRías?

-El único panorama que contemplamos como viable es trabajar con el mismo aforo y las mismas condiciones que en el pasado. No sabemos cuando va a suceder esto, pero, como somos optimistas y nos debemos a nuestro público, estamos trabajando con más energía que nunca en la edición del SonRías Baixas 2021. El tiempo y las autoridades sanitarias nos indicarán cómo y cuándo hacerlo, pero lo que sí tenemos claro es que estaremos listos y con más ilusión y ganas que nunca.

- El sector de la cultura, y en especial el de la música en directo, es de los que más está sufriendo las consecuencias de la pandemia y de las restricciones adoptadas. ¿La experiencia del MicroSonRías es la demostración de que se pueden organizar conciertos y actividades culturales de manera segura?

-Que la cultura ha sido capaz de programar espectáculos de forma segura en un hecho sobradamente demostrado. Ahora bien, eso no quita que económicamente es insostenible trabajar con estos aforos y sobrecostes en un futuro ya inmediato. La fórmula ha servido para paliar el impacto en la industria musical, pero aun así el daño y las dificultades está siendo enorme. La supervivencia del sector y de todos los profesionales pasa por empezar a trabajar con normalidad cuanto antes.

- A veces se piensa en los festivales y conciertos solo como una alternativa de ocio, sin tener en cuenta que detrás hay una industria que genera empleo y riqueza. ¿Qué siente al ver la situación de salas y locales que en las últimas semanas han anunciado su cierre ante la imposibilidad de seguir adelante?

-Lamentablemente, el cierre de salas y locales musicales será una tónica generalizada en el sector a corto plazo. Sólo hay que pensar que muchas empresas llevan sin ingresos desde marzo y, en algún caso, no se prevén ingresos hasta la primavera del 2021. Es decir, más de un año sin ingresos, pero sí con gastos. Es difícil de asumir esta situación. Por ello, hace falta más que nunca la unión del sector y trabajar conjuntamente para buscar soluciones y salvar cuantas más empresas mejor. En Play Plan tenemos claro que este es el camino, por eso trabajamos asociados a la AGEM, APORFEST y la Asociación Profesional de Festivales de Galicia.

- Ustedes forman parte de la Asociación de Festivais de Galicia. ¿Qué medidas se pueden adoptar desde las instituciones para que, permítame la expresión, la música siga sonando?

-Las administraciones públicas son el principal promotor de música en directo del país. No digo que eso sea bueno y deseable en condiciones normales, pero con el panorama actual es de mucha ayuda. Otros campos en los que estamos trabajando en el sector es en medidas fiscales, laborales y relacionadas con la liquidez para aguantar todo lo que podamos. Por otro lado, desde PlayPlan y el SonRías Baixas, creemos que es prioritario que de una vez por todas se piense a medio y largo plazo, que se redacten planes estratégicos público-privados para tener una guía y saber a donde tenemos que dirigirnos. Estamos seguros de que la música seguirá sonando, pero para ello todos tenemos que poner mucho de nuestra parte.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats