Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ecologistas critican la tala masiva del entorno de A Rúa con fines "especulativos"

Luita Verde exige que intervengan las administraciones implicadas para proteger los bienes culturales y ambientales - Cuestiona la construcción de un CAR y un área comercial anexa

Terrenos recientemente desbrozados en A Rúa donde se proyecta un CAR y un área comercial.

Terrenos recientemente desbrozados en A Rúa donde se proyecta un CAR y un área comercial. // G.Núñez

"La burbuja urbanística remata con la carballeira de Franco", denuncia el grupo ecologista Luita Verde en relación a los "grandes desbroces y cortas de arbolado" que se están realizando en el entorno del colegio A Rúa, en terreno forestal "de gran valor biológico, paisajístico y ambiental [...] digno de proteger y conservar". El colectivo presentó un escrito dirigido al Concello de Cangas, a la Consellería de Medio Rural, a Patrimonio Cultural y a Augas de Galicia, por ser las administraciones con competencia en ese ámbito -donde está previsto construir el Centro de Alta Resolución (CAR) de O Morrazo-, pidiendo su intervención, la comprobación de los hechos y la apertura de un expediente sancionador, si procede, aunque hasta el momento nadie les ha contestado, afirman.

Según señalan en el escrito, ese lugar acoge distintos hallazgos arqueológicos catalogados como bienes de interés cultural, por lo que cualquier intervención sobre el terreno y su entorno deben contar con la autorización de la consellería competente en la materia. Además, la zona forma parte de la cuenca del regato das Saíñas, con nacimientos de agua hacia el lugar de Cornelló, y los "futuribles movimientos de tierra" podrían comprometer el caudal.

"Para Luita Verde, esta corta a matarrasa, además del impacto y la agresión ambiental realizada, no es más que una muestra de la burbuja urbanística en la que está inmerso el Concello de Cangas desde hace años", inciden, y recuerdan que la construcción de un hospital comarcal que evitara desplazamientos por carretera a Vigo se propuso, hace ya dos décadas, como alternativa a la Autovía do Morrazo, a la que se oponían varios colectivos sociales. El CAR que ahora se proyecta a través de una modificación puntual de las normas, "y que no deja de ser un hospital sin camas", entierra la idea del hospital comarcal y consolida la dependencia sanitaria de Vigo, "aún más gravosa" por cuanto el Álvaro Cunqueiro dista más del centro urbano que Povisa.

En opinión de este grupo ecologista, la cesión de 6.000 metros cuadrados de terreno para construir el CAR por parte de una empresa inmobiliaria, "a cambio de que esta pueda construir en 25.000 metros más en los alrededores y un gran área comercial, recuerda las argucias especulativas de antaño, que acabaron explotando en forma de burbuja y la posterior crisis económica", por lo que reclama un cambio de modelo y de ordenación y protección del territorio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats