Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu volverá a licitar el servicio de gestión tributaria, con un alza del 20% en el coste

El edil de Facenda, Julio Villanueva: "Tengo que envainármela, ahora no resulta posible municipalizarlo" - El alza se relaciona con la administración electrónica y el aumento del IRPF

Una reunión reciente de la comisión informativa de Facenda de Bueu, en el salón de plenos.

Una reunión reciente de la comisión informativa de Facenda de Bueu, en el salón de plenos. // G.Núñez

El Concello de Bueu volverá a licitar el servicio de gestión tributaria y fiscal, cuyo contrato concluyó este verano y que se ha prorrogado hasta que concluya el nuevo proceso de adjudicación. Un proceso que contará con una novedad importante: un incremento del 20% en el coste del contrato, un alza que se debe sobre todo a la implantación del sistema de administración electrónica Gestiona, que en algunos casos implica duplicar la documentación administrativa, y a la subida en el tramo del IRPF.

El coste del servicio con el último contrato se estima en unos 120.000 euros anuales, más IVA, aunque con las regularizaciones a final de año puede oscilar entre los 150.000 y los 160.000 euros. La empresa adjudicataria cobra un porcentaje sobre los tributos que gestiona, un porcentaje que en los nuevos pliegos tendrá que actualizarse al alza. Así, si durante el periodo de voluntaria percibía el 3,50% del padrón ahora pasará a recibir el 4,02%; en el caso de la vía ejecutiva se pasa del 11,20% al 13,34% y en el caso de las liquidaciones por inspecciones se sube del 17% al 18,75%.

La apuesta por mantener el servicio externalizado choca frontalmente con la postura que defendió durante su etapa en la oposición y en la campaña electoral el actual vicealcalde y concejal de Facenda, Julio Villanueva, que reclamaba su municipalización. El edil no se esconde al respecto y es abiertamente sincero. "Tengo que envainármela. En este momento no es posible recuperar el servicio, ni material ni humanamente. No estamos preparados y no tenemos medios personales ni informáticos para ello", afirma. El gobierno local se planteó la posibilidad de transferir el servicio a la Diputación de Pontevedra a través del Oral, una posibilidad que se descartó en base a dos motivos. El primero es que el coste para las arcas del concello sería incluso ligeramente superior al actual modelo a través de una empresa privada. Y en segundo lugar esa delegación obligaría a los vecinos a desplazarse a Cangas o Pontevedra para realizar gestiones tributarias, que es donde están las oficinas más cercanas.

El responsable de Facenda apunta una tercera razón. "En el Oral seríamos un 'cliente' más y a la hora de solicitar cualquier tipo de servicio, como una inspección, nos pondrían a la cola con el resto de ayuntamientos. Con el modelo actual el Concello es el único cliente", argumenta Villanueva, que reconoce que el trabajo realizado por la actual adjudicataria, GTT, "es bueno y estamos contentos con ellos".

El contrato inicial se agotó después de un periodo inicial de dos años y otros dos años de prórroga. La empresa seguirá trabajando hasta que se adjudique de nuevo el servicio y durante este periodo de transición se aplicará ya la actualización en los costes. Desde la Concellería de Facenda apuntan que GTT ha presentado informes "exhaustivos" que justifican ese incremento en los gastos que no estaba recogido en el contrato inicial.

Los servicios técnicos municipales trabajan ya en la elaboración de los pliegos para la licitación del nuevo servicio y desde el ejecutivo confían en que el nuevo contrato pueda estar adjudicado a principios del año 2021.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats