La pandemia retrasó pero no pudo acabar con la fiesta medieval de San Martiño "Moaña Antiqua". Incluso con chubascos, la carpa instalada por el Concello reunió ayer a varias decenas de personas para la primera de las dos noches de espectáculos. El humor del actor Sergio Pazos inauguró el evento. El ourensano llevó a escena su espectáculo "Afiando con humor" en el que se viste de afilador y echa mano de la narración oral para dignificar la vida de los afiladores que era dura y solitaria, pero llena de historias". No faltaron los toques de actualidad en un monólogo cargado de humor que hizo las delicias de los que disfrutaron de la noche de Moaña Antiqua con el obligado distanciamiento social.

La velada se cerró por todo lo alto con un concierto de Fanfarria Taquikardia, que echó mano de ritmos altos y melodías balcánicas salpicadas de obras musicales del cine o notas de las tradiciones gallega y latina.

La "V Moaña Antiqua" llega hoy a su punto álgido con una tarde-noche cargada de actividades en el núcleo histórico de San Martiño. Así, a las 18.15 horas el investigador local Manuel Uxío García Barreiro presenta en las instalaciones de la Escola de Música su trabajo titulado "Orixe e desenvolvemento da parroquia histórica de Moaña".

Este evento tendrá continuación en una actuación de bailes tradicionales a cargo de la "Moañesa de Música e Danza", bajo la carpa a partir de las 19.15 horas.

La traca final de la programación está reservada para la banda de música Airiños do Morrazo. Celebra su 140 aniversario con una actuación a partir de las 21.00 horas. Está prevista alguna "sorpresa" con la presencia de exdirectores de esta agrupación. Los músicos de la villa recurrirán a ritmos con tintes medievales para amoldarse a la fiesta histórica.