Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juicio del suicida del corredor previsto para ayer se aplaza al día 5 de noviembre

- Es la segunda vez que se tiene que posponer la vista en la Audiencia de Pontevedra - El hombre está acusado de un delito de tentativa de homicidio contra su esposa

Accidente que provocó el conductor suicida en la autovía de O Morrazo.

Accidente que provocó el conductor suicida en la autovía de O Morrazo. // Gonzalo Núñez

Volvió a suspenderse el juicio que tenía previsto celebrarse ayer en la Audiencia Provincial de Pontevedra, donde se procesaba por un delito de tentativa de homicidio al "suicida del corredor", A.M.R., contra su esposa G.M.N.P. y otro de lesiones sobre los propietarios de los vehículos implicados en el accidente que provocó el procesado en la ahora autovía de O Morrazo el día 14 de junio de 2018. El acusado después de hacer colisionar la furgoneta en la que viajaba con su mujer contra otro vehículo saltó la mediana de la vía y se lanzó contra un vehículo en un intento de suicidio. La vista se señala, ahora, para el día 5 de noviembre, a las 10.00 horas, en la Audiencia de Pontevedra.

En la actualidad, el acusado goza de libertad provisional con la prohibición de aproximarse a la víctima (con control con dispositivo telemático o electrónico) y de comunicación en protección de su esposa. La fianza impuesta fue de 20.000 euros.

Según el auto de procesamiento dictado por el Juzgados de Violencia Sobre a Muller Número 1 de Vigo aunque el investigado manifestó que los hechos en la autovía de O Morrazo habían sido consecuencia de una conducta imprudente o culposa, los perjudicados: su esposa y los dueños de los vehículos involucrados en la colisión y el intento de suicidio negaron que el investigado frenase o efectuase maniobra evasiva.

El 14 de junio de 2018, la víctima acudió a un centro de la Cruz Roja en Vigo, con el propósito de gestionar una ayuda económica. Después cogió un autobús para regresar a su domicilio. En las inmediaciones de la parada, en la calle Sanjurjo Badía, en Vigo, esperaba en su furgoneta A.M.R.G. Fue entonces cuando él se dirigió a su esposa (ambos habían cesado en la convivencia), invitándola a tomar algo en una cafetería. Ella aceptó y subió a la furgoneta. Cuando estaban próximos a una rotonda, que permite dirigirse a Chapela o entrar en la autopista AP-9, el procesado preguntó a su esposa si le había sido infiel, negándose ella a responder y diciéndole que cambiase de tema o se bajaba coche, iniciándose entre ambos una discusión durante la que él insistía en que respondiese si le había engañado. Supuestamente, A.M.R, tomó la AP-9 en dirección Cangas y le advertía a su mujer que si no le decía si le había engañado ambos iban a morir porque iban a empotrarse a gran velocidad contra otro vehículo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats