La rotura de una tubería en una vivienda particular afectó ayer a varios locales comerciales de Moaña. Sobre todo a la notaría y también a una tienda de ropa cuya entrada se encuentra en la céntrica calle Concepción Arenal. Responsables del comercio lamentaban ayer lo ocurrido al verse dañada parte de las prendas y otra mercancía expuesta para su venta. La placa del techo amaneció llena de agua y con goteos constantes sobre el suelo, que estaba encharcado. Por la mañana acudieron las aseguradoras. Responsables y trabajadores de la tienda no encendieron las luces por precaución, al temer un cortocircuito.

Esta inundación no tuvo nada que ver, a priori, con el temporal de lluvia que azotó la comarca la tarde del martes y la madrugada del miércoles. Eso sí, estas lluvias dejaron otros problemas en Moaña como una inundación de una vivienda en el barrio de Fontes y el hundimiento de una arqueta en la calle Concepción Arenal, cerca de la Casa do Mar y en el centro de la calzada. La Policía Local señalizó con un cono el hundimiento y los coches tuvieron que circular arrimándose al margen derecho de la carretera. El Concello dio aviso de la situación a Aqualia, la empresa que se encarga del ciclo del agua. La reparación será complicada ante la imposibilidad de cortar el tráfico en esta céntrica zona.