Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta apoya la viabilidad de ampliar el Castiñeiras, que afronta el trámite ambiental

Medio Ambiente e IGVS aprueban el estudio presentado por los promotores - En octubre se iniciará la evaluación ambiental y esperan que concluya en el primer trimestre de 2021

Una vista de la segunda fase del polígono de Castiñeiras, en Bueu.

Una vista de la segunda fase del polígono de Castiñeiras, en Bueu. // Gonzalo Núñez

La compleja tramitación administrativa para poder ampliar el polígono de Castiñeiras, en Bueu, continúa quemando etapas. La Consellería de Medio Ambiente y el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) han dado su visto bueno al estudio de viabilidad que impulsa la asociación de propietarios y empresarios de la zona, Aprointer, y durante el próximo mes de octubre está previsto presentar el documento de evaluación ambiental, en el que ya se podrá vislumbrar un "embrión" de la futura ampliación del que por ahora es el único polígono industrial de la comarca.

Este expediente no se ha librado de las consecuencias de la pandemia de la Covid-19, que ralentizó la tramitación durante una parte de la primavera para después volver a acelerarse con el informe positivo al estudio de viabilidad, aprobado a principios del verano. El IGVS y Medio Ambiente no pusieron pegas a un documento en el que justifica la necesidad de la actuación, las posibles afecciones y las infraestructuras de servicios previstas.

Ahora llega el momento de preparar la información ambiental de la actuación, que incluirá un mes de exposición pública en la página web de Medio Ambiente, según explican los redactores del proyecto. La previsión es que durante el mes de octubre se pueda presentar ante el IGVS, que luego deberá remitirla a la Consellería de Medio Ambiente y que a su vez deberá solicitar informes sectoriales al resto de administraciones implicadas, todas de ámbito autonómico.

En ese momento se podrá empezar a vislumbrar cómo será esa ampliación del polígono de Castiñeiras, que abarcará una superficie de 188.000 metros cuadrados. El documento determinará la superficie destinada a zonas verdes, equipamientos, viales y a suelo industrial. No obstante, para poder conocer el número aproximado de parcelas que se podrán generar aún habrá que esperar hasta la siguiente fase.

El equipo redcator y los empresarios confían en que este trámite de evaluación ambiental pueda estar concluido durante el primer trimestre del próximo año 2021. Una vez presentada la documentación dispone de un plazo de hasta tres meses para emitir sus informes, aunque los promotores prevén que una vez presentada el IGVS deberá remitir copias diligenciadas a todos los departamentos implicados, lo que puede implicar una ligera demora.

El apartado ambiental es precisamente uno de los pilares en los que se sustenta el trabajo que está realizando el equipo redactor, cuya propuesta incluirá una senda y un cinturón verde para facilitar la integración paisajística. La ampliación de Castiñeiras está previsto que se divida en tres sectores en los aledaños del actual polígono, ocupando una superficie total de 188.000 metros cuadrados.

Una vez superada esafase procedería presentar ante el IGVS el documento definitivo a nivel de plan, en el que se incluirá toda la normativa, planos, previsiones y justificaciones. La iniciativa cuenta con el absoluto respaldo del Concello de Bueu, que en su día presentó alegaciones a la modificación del Plan Sectoral de Áreas Industrais de Galicia (PSOAG) para que se permitiese a la iniciativa privada liderar el desarrollo de la zona.

Compartir el artículo

stats