Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El curso de Secundaria y Bachiller arranca de forma gradual y presencial para 3.065 alumnos

En los institutos se afanaban ayer por vaciar de los pasillos el mobiliario retirado de las aulas para ganar espacio - Siguen pendientes de que la Xunta les ingrese los gastos por el Covid

Pasillo de un instituto de la comarca estos últimos días con el mobiliario retirado de las aulas para ganar espacio en ellas.

Pasillo de un instituto de la comarca estos últimos días con el mobiliario retirado de las aulas para ganar espacio en ellas. // S.Á.

Con una semana de retraso sobre la fecha inicial del 16 de octubre, los diez institutos y centros concertados de O Morrazo abren hoy sus puertas para acoger el inicio de las clases de Secundaria (ESO), Bachiller, Ciclos y Adultos en este curso del Covid que será gradual para sus 3.064 alumnos, medio centenar más que el anterior. En Cangas son 1.694 alumnos ( (1.691 el curso pasado), en Moaña 871 (883 el anterior curso) y en Bueu, 500 (antes 436).

Los equipos docentes han trabajado en las últimas semanas, por no decir meses, para tener los centros preparados con todas las garantías posibles de seguridad para alumnos y equipos educativos frente al virus. Todavía hay por los pasillos, a la espera de encontrar un almacén, algún mobiliario amontonado que se retiró de las aulas para ganar el espacio de 1,5 metros entre alumnos.

El miércoles de la semana pasada los centros recibían todavía la confirmación de Educación con la concesión de los nuevos profesores que habían solicitado para poder afrontar los desdobles de las aulas necesarios para cumplir el protocolo contra los contagios del Covid. La consellería atendió todas las peticiones. Han sido una docena más de profesores pero faltaba por concretar la asignación de plazas de los restantes docentes. Por eso que hay malestar entre el profesorado y padre s de alumnos y el curso comenzará hoy con una nueva convocatoria de jornada de huelga, convocada por CIG, CC OO, STEG y CSIF, como ya hizo cuando empezó Infantil y Primaria; y concentraciones. En O Morrazo será en Cangas, delante del Concello,a las 11:30 horas.

Fueron días de mucho estrés. Ayer los equipos directivos ya respiraban algo más tranquilos, aunque vaciando pasillos. Al menos los centros sí que pudieron confirmar finalmente su meta que era poder impartir clase presencial, ya que algunos por falta de espacio o de profesorado para desdoblar aulas no lo tenían seguro. En el IES Rodeira, por ejemplo, han dividido ESO y Bachiller por plantas y en el IES As Barxas han convertido el salón de actos en aula, algo ue ha sido común en casi todos los centros. Ahora empiezan a contar los días para comprobar si el virus deja mantener esta presencialidad o surgen contagios que obliguen a dejar aulas en cuarentena.

Gastos de 2.000 a 8.000 euros

Por otra parte, los centros siguen haciendo cuentas, porque los gastos a mayores que les ha supuesto el cumplimiento del protocolo de prevención del Covid, con nuevas aulas, adaptaciones, compra de material (hidroalcohol, dispensadores...)les ha dejado sus presupuestos anuales casi a números rojos. En unos casos, el gasto ha sido de 2.000 euros, en otros de 3.000 y hasta de 8.000 euros, según el tamaño del centro.

Por el momento y al igual que los colegios de Infantil y Primaria, los centros públicos están echando mano del presupuesto que no se gastó en el confinamiento del curso pasado con el cierre de las aulas, pero están a la espera de que Educación confirme las cantidades que va a ingresar.

Compartir el artículo

stats