El barullo que se armó con la prórroga del contrato del Servicio de Axuda no Fogar en Cangas. Si antes duraban mucho los plenos, ahora se hacen eternos, como quedó demostrado este fin de semana en el que el citado asunto se debatió. La sesiones no acaban en el salón de plenos, se alargan hasta el infinito en las redes sociales, con debates en los que entran asuntos personales. Es todo poco higiénico. Se debería exigir una mascarilla quirúrgica para entrar en este campo lleno de minas tan dando a los extremos.

Los okupas de la Casa dos Pobres recurrieron

Me cuentan que los okupas de la Casa dos Pobres continúan sirviéndose de este inmueble público para sus propios intereses e impiden, de esta forma, que se alojen en él gente necesitada que reúna las condiciones que establezca el Concello. Resulta que recurrieron las sentencia de Primera Instancia que ordenaba el desalojo. Ya transcurrieron dos años de esta okupación. Que digo yo que no debería ser tan difícil quitarse este problema de encima. El caso es que el inmueble, que se estaba arreglando por dentro y por fuera, quedó a medias.