Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ducharse junto al monolito de Johan Carballeira

Vecinos de Banda do Río se quejan del mal estado de la playa y de la ubicación de la ducha al lado del monumento a las víctimas del 36

Ducha de la playa de Banda do Río junto al monolito a los mártires.

Ducha de la playa de Banda do Río junto al monolito a los mártires. // S.Á.

Los vecinos de Banda do Río esperan como agua de mayo la mejora y reforma integral del barrio, a nivel arquitectónico, de movilidad y de servicios, pero también la puesta en valor de su playa y de su frente marítimo. Esta misma semana volvieron a sentarse con el Concello que ya recibió un borrador del Colegio de Arquitectos de Galicia para firmar un convenio y elaborar el concurso de ideas para este barrio.

Algunos vecinos de Banda do Río aseguran que la imagen de la playa de este barrio del casco urbano sigue siendo lamentable y urgen a que la situación cambie, ya no solo esperar a ese concurso de ideas, sino que se actúe ya. Aseguran que no es normal actuaciones del Concello que este mismo mes de agosto colocó una de las duchas de la playa junto al monumento de Johan Carballeira, que rinde homenaje a las víctimas de la represión y del golpe militar de 1936, sin que ningún colectivo de la memoria histórica lo hubiera criticado públicamente

Les parece una falta de respeto que alguien salga de la playa y se duche a un metro del monolito que recuerda al escritor, político y alcalde, fusilado en abril del 36.

A primeros de agosto

Aseguran estos vecinos que la ducha se debió de colocar a primeros de agosto cuando se celebraron, además, los actos de homenaje a las víctimas que no se pudieron llevar a cabo en su día, en abril, debido a la pandemia del coronavirus.

Además de esta situación, vecinos de Banda do Río se quejan del abandono en que el Concello sigue manteniendo la playa en donde las maderas de acceso están rotas y también se colocó una ducha que está con palés. La ducha está junto a una caseta móvil que funciona como baño, y cuyo diseño es todo lo contrario a lo que se debería hacer en una playa que está en el frente marítimo del casco urbano.

Aseguran que está bien que se redacten documentos para la futura mejora del barrio, pero cuando ya se pueden hacer las cosas, piden que al menos se hagan bien, no como es el caso de estas duchas en una más adecuada ubicación o la reparación de la madera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats