Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La modificación puntual de A Rúa dejaría 5.700 m2 para construir el Centro Integral de Salud

La Xunta pedía en el estudio de Gesmédica una superficie de 4.90o m2 - El PP opta por comprar suelo rústico para uso dotacional - El PSOE urge a su socio de gobierno Mariano Abalo (ACE), que ya mostró dudas, lealtad

Parcela que afecta al convenio firmado por el Concello. // Santos Álvarez

El gobierno local vuelve a estar dividido. La modificación puntual en A Rúa de 31.000 metros cuadrados (el febrero se había dado el dato de 60.000) que presentó ayer el concejal de Urbanismo, el socialista Eugenio González, a la junta de portavoces volvió a encontrar voces disidentes en el bipartito. Otra vez Mariano Abalo (ACE) se puso a la defensiva. Y casi repite aquel eslogan del PSOE "OTAN, de entrada, no".

Por su parte el Partido Popular insiste en que se trata de un proyecto poco ambicioso y cuyas cesiones al Concello para construir el Centro Integral de Salud (CIS) o Centro de Alta Resolución (CAR) se sitúan en 5.700 metros cuadrados. Su portavoz, Rafael Soliño, asegura que la parcela es insuficiente para construir la dotación sanitaria que refleja el estudio de Gesmédica. Sin embargo, siempre según ese estudio y la posteriores presentaciones de la Consellería de Sanidade que dirigía José Luis Vázquez Almuiña, el CIS que se ubicaría en A Rúa tendría una superficie de 4.900 metros cuadrados y su construcción implicaría una subvención de 6,85 millones de euros. La parcela que aquel entonces tenía reservada el Concello era de 7.000 metros cuadrados de superficie. Así que teóricamente, cabría el centro que quiere construir la Xunta.

Aunque el PP también considera un lastre los años que puede tardar en aprobarse una modificación puntual, cuando hay otro sistema más rápido. "La Ley del Suelo establece que en cualquier Suelo Rústico se puede instalar un edificio dotacional o para servicios. Hace cálculos y señal que 5.700 metros cuadrados por el precio de mercado, de 15.000 euros, situaría el precio de la parcela que se necesita en 85.000 euros y no habría que esperar. Claro que la parcela para la construcción del centro de salud O Hío-Aldán costó 400.000 euros, fue cedida al Sergas y solo está llena de tojos desde hace más de diez años. Un argumento muy similar es el que mantiene Mariano Abalo (ACE) para ofrecer resistencia. Hay que recordar que la modificación puntual se plantea como fórmula para encajar una gran área comercial y el proyecto nace de la firma Amgecabe, que fue quien en su día obtuvo licencia municipal para construir ahí un centro comercial, pero que los tribunales de justicia la paralizaron.

El concejal socialista Eugenio González afirma que es una buena operación porque se consiguen terrenos gratis para un CIS y al mismo tiempo se crea suelo industrial, del que está tan necesitado está Cangas, con lo que supone creación de empleo. Además, recuerda que si Cangas no actúa, la licencia del gran centro comercial se iría para Moaña o Bueu y en CIS también para Moaña, porque el equipamiento sanitario está pensado para Cangas y Moaña. Afirma que espera que hay lealtad por parte de los socios de gobierno y recuerda que el PSOE la tuvo cuando aprobó la modificación puntual de Eroski, que sacó adelante el anterior concejal socialista de Urbanismo, cuando era un asunto que venía del gobierno anterior y el PSOE no había participado en absoluto. Considera que la modificación puntual de A Rúa es más de interés público que la de Eroski.

El alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos (ACE) dice que hay que seguir poco a poco lo pasos. Señala que primero es tener un informe del equipo redactor del PXOM sobre la cuestión que se plantea y que los redactores de la modificación puntual explique su propósito a la corporación y por último, escuchar las opiniones de todos los grupo. El BLOG no acudió ayer a la reunión por un fallo en la comunicación.

Compartir el artículo

stats