La Consellería de Educación mantiene que las clases de Infantil y Primaria en toda Galicia arrancarán el 10 de septiembre y las de ESO, Bachillerato y FP el día 16. Y lo harán todos los alumnos a la vez con la única salvedad con los pequeños de Infantil de 3 a 6 años, en donde "de forma excepcional" sí que se tendrá una mayor flexibilidad pudiendo extender los días de adaptación hasta finales de septiembre, en vez de durante los 10 primeros días como estaba previsto inicialmente. Esta decisión, que la conselleira Carmen Pomar comunicó al término de la Conferencia Sectorial de Educación entre las comunidades y el Estado, anula una posibilidad de inicio por edades que los directores de centros de O Morrazo consideraban como "la mejor opción" a la hora de adaptar a los pequeños y jóvenes a las nuevas normas.

La única salvedad que baraja la consellería pasa por restricciones impuestas por las autoridades sanitarias y ceñidas a un área concreta de Galicia. Habría cambios "de forma circunstancial", pero solo ante brotes graves de Covid en alguna población.

La mayor flexibilidad con los alumnos de Infantil que entran en las clases de 3 años o los de los dos cursos superiores busca "facilitarles la vuelta a las aulas a los más pequeños" después de seis meses distanciados del entorno escolar debido a la suspensión de las clases presenciales el pasado marzo.

Test

Por otro lado, los profesores de todos los centros de la comarca siguen pasando por el hospital Meixoeiro para realizar los test que descarten su contagio de coronavirus. Reciben los resultados a los pocos minutos. El jueves, por ejemplo, pasaron los docentes de O Hío y Espiñeira-Aldán. Ayer lo hicieron por turnos los de los dos institutos de Moaña.