Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Autovía recupera niveles de tráfico previos al covid, pero sigue por debajo de los del Corredor

La Intensidad Media Diaria (IMD) del primer semestre de este año fue de algo más de 11.500 vehículos - En el mismo periodo de 2018 y de 2019, aún sin estar completamente abierta, estaba en el umbral de los 16.000

Tráfico en la Autovía do Morrazo, ayer, en dirección a Cangas.

Tráfico en la Autovía do Morrazo, ayer, en dirección a Cangas. // Santos Álvarez

La Autovía do Morrazo (AG-46) ha recuperado a lo largo del mes de junio niveles de tráfico superiores a la de los meses previos al inicio de la crisis generada por el coronavirus. No obstante, esa recuperación es insuficiente para alcanzar la intensidad circulatoria media en el mismo período de los dos años precedentes, que no se vieron lastrados por la pandemia. La intensidad media diaria (IMD) durante los primeros seis meses de 2020 supera los 11.500 vehículos, lejos de los más de 15.600 del ejercicio 2018 y de los más de 16.000 de 2019, según las cifras de aforos facilitados por la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Estos datos tienen además especial relevancia por otra razón: durante los dos primeros semestres de los años precedentes la Autovía do Morrazo aún no estaba completamente operativa ya que el último tramo se abrió a finales de junio de 2019. Pese al desdoblamiento de la vía a dos carriles por sentido, la IMD actual está claramente por debajo de la que marcaba el antiguo Corredor, una situación está condicionada por los efectos de la covid-19 y por el confinamiento de la población al que obligó el estado de alarma entre mediados de marzo y mediados de mayo.

La intensidad Media Diaria de la Autovía durante enero y febrero oscilaba entre los 14.400 vehículos y más de 15.000 en función del tramo (entre el túnel de Domaio y la salida hacia San Lourenzo y entre San Lourenzo y la salida a Meira). La cuarentena entró en vigor a mediados de marzo y ese mes el nivel de tráfico pasó a una IMD entre 8.711 y 9.235 coches diarios, en función del tramo. En abril, mes afectado íntegramente por el confinamiento y un periodo de "hibernación" de la economía, la caída fue aún mucho mayor, con una IMD de apenas 4.500 vehículos al día.

Los datos de aforos revelan que el viernes 13 de marzo, en la previa del estado de alarma, la intensidad de tráfico superaba los 16.300 vehículos. A continuación, entre el 14 de marzo y el 10 de mayo, no se llegó a superar en ninguna jornada el umbral de los 8.500 vehículos diarios. Los picos máximos se alcanzaron justo antes de la entrada en vigor de la fase 1 de la desescalada con 8.129 y 8.270 automóviles el 7 y 8 de mayo. Pero antes de esa fecha hubo jornadas, especialmente en fin de semana, con apenas un millar de tránsitos.

La intensidad circulatoria se recuperó a partir de junio, con el avance en la desescalada y el levantamiento del estado de alarma. La IMD mensual rozó los 15.800 coches y los picos diarios más importantes fueron los dos últimos días del mes, por encima de los 20.000 y 21.000 tránsitos.

En cuanto a la distribución por días, la jornada en la que se registran más desplazamientos en la Autovía do Morrazo es la del viernes, con una IMD por encima de los 14.000 automóviles. En el extremo contrario está el fin de semana, con una intensidad media por debajo de los 10.000 vehículos. Unos datos que pueden cambiar durante los meses de verano con los viajes a las playas. A modo de ejemplo, el año pasado en julio se llegaron a contabilizar picos de hasta 25.000 tránsitos. No obstante, este año las restricciones de acceso a las playas de Cangas, vigentes desde este mismo mes, pueden hacer caer esas cifras.

Compartir el artículo

stats