Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu reabre al tráfico el vial a la playa de Tulla, pero con prohibición de estacionar

Desde principios de mes solo se permitía circular a vehículos de residentes - Se tramitaron casi medio centenar de denuncias - Si se repite el caos anterior se volverá a cerrar

El vial de acceso a Tulla vuelve a estar abierto desde ayer.

El vial de acceso a Tulla vuelve a estar abierto desde ayer. // Gonzalo Núñez

Los usuarios de la playa de Tulla, en la parroquia de Beluso, tendrán una segunda oportunidad. El Concello de Bueu y la Policía Local han decidido levantar la restricción que prohibía la circulación por este vial, salvo para los vehículos de residentes. La apertura está vigente desde ayer, pero con una condición: no se puede estacionar a lo largo de toda esta carretera. Y la Policía Local advierte: "Si volvemos a recibir un aluvión de llamadas por parte de los vecinos como sucedió a principio del verano se volverá a cortar".

El aparcamiento solo estará permitido en los conocidos "leiraparkings" y en el entorno de la playa, donde existe una explanada en la que es posible estacionar. El Concello reforzará la señalización horizontal durante la próxima semana y se marcarán por el vial líneas amarillas que indican la prohibición de estacionar. Desde la Policía recuerdan que un estacionamiento indebido se puede sancionar con una multa económica de hasta 200 euros.

Medida drástica

Las restricciones en el vial de acceso a Tulla se adoptaron a principios del verano después de que se volviese a repetir una situación que los vecinos llevan años denunciando: el mal estacionamiento de los coches de muchos usuarios de la playa dificultaba la circulación por un vial estrecho e impedía que los residentes pudiesen entrar o salir de sus viviendas. Ante esta situación el Concello de Bueu decidió tomar una medida drástica: permitir la circulación únicamente a los vecinos con residencia en la zona.

A lo largo de estas semanas la Policía Local y la Guardia Civil de Tráfico realizaron varios controles en la zona para verificar el cumplimiento de estas restricciones, un operativo que se ha saldado con cerca de medio centenar de denuncias en apenas tres semanas. Este tipo de vigilancia se mantendra para comprobar que los conductores respetan la señalización y se procederá a multar a aquellos que hagan caso omiso a la prohibición de estacionar a lo largo de este vial.

Antes de adoptar esta medida el Concello de Bueu barajó la posibilidad de habilitar una especie de circuito de entrada y salida para facilitar la circulación en la zona. La alternativa de momento sigue en estudio debido a que existen algunas dudas con respecto a algunos de los terrenos que sería necesario ocupar para activar esta variante.

Compartir el artículo

stats