La Policía Local de Moaña denunció en lamadrugada del sábado, por via administrativa, a tres conductores que circulaban por el casco urbano con una tasa superior a 0,50 ml/l aunque por debajo de los 0,60ml/l que sería delito. Los tres conductores fueron sometidos también a las pruebas de drogas dando un resultado negativo. La sanción que conlleva este tipo de circulación bajo los efectos del consumo de alcohol es de 1.000 euros e implica la retirada de 6 puntos en el permiso de circulación.

Por lo que respecta al control de locales nocturnos, después de lo ocurrido el fin de semana pasado con el desalojo de 200 personas de un local a puerta cerrada fuera de su horario, señalar que en la madrugada de ayer sábado no hubo incientes.