Un retraso en el vuelo desde Madrid hizo llegar tarde al ministro de Ciencia y Tecnología y astronauta, Pedro Duque, a su cita de campaña electoral en Moaña, en donde estaba previsto un acto con el candidato del PSOE a la presidencia de la Xunta, Gonzalo Caballero, un encuentro con la militancia en el paseo marítimo y una reunión con los tres rectores de las universidades gallegas Antonio López (Santiago); Manuel Reigosa (Vigo) y Julio Abalde (A Coruña), que se celebró en una comida en un conocido hotel de la localidad y a los que expuso su programa de gobierno en materia de universidad y ciencia.

El punto de encuentro era la escultura de O Fisgón a las 13.30 horas y allí se reunieron algunos militantes, como el histórico exalcalde socialista Cándido Pena, que fue una de las primeras personas a los que los dos zancudos que lleva el PSOE en la campaña electoral, saludaron y le pidieron su voto. Casi una hora más tarde, llegaba el ministro en coche. Ese tiempo de espera fue aprovechado por el cabeza de lista,Gonzalo Caballero, para recorrer algunos de los puestos del mercadillo, que ya estaban recogiendo; y de la plaza de abastos en donde preguntó sobre cómo iban las ventas. "¿Dónde está el famoso, el astronauta?" le preguntó una de las placeras. Junto a Caballero estaba la portavoz municipal del PSOE, Marta Freire; el secretario local, Mario Rodríguez; y la candidata de Moaña en la lista provincial, María del Carmen del Río Abal.

Antes de acudir a Moaña, Caballero estuvo en Ordes en donde manifestó su apoyo a las universidades públicas gallegas -él es profesor en la Facultad de Económicas en Vigo- frente a un PP "que pone en riesgo el sistema público de la Universidad". Anunció la promesa de que con un gobierno socialista en la Xunta, las primeras matrículas en los grados universitarios serán gratuitas". Con el apoyo del ministro de Ciencia, con el que por la tarde ofrecía un mitin en Pontevedra; dejó claro que su gobierno impulsará también la ciencia y la innovación en el tejido productivo.

Los tres rectores fueron llegando por separado, pero se mantuvieron en un plano secundario al acto socialista, hasta que llegó el ministro y juntos realizaron un posado ante la estatua de O Fisgón. Acto seguido caminaron en comitiva hasta un conocido hotel en donde estaba prevista la comida.

Con tanto que Pedro Duque podría hablar sobre la investigaciones en torno a la vacuna contra la Covid-19, no hubo declaraciones y su presencia en el paseo se limitó a esa sesión de fotos a las que se unieron algunas vecinas que querían retratarse junto al político e ingeniero aeronáutico. El partido decidió que solo era un acto gráfico y una reunión privada con los rectores.Tras ella, el ministro visitó dos empresas, en Porriño, con ayudas del Estado para vacunas destinadas a ensayos clínicos de Covid-19.

Sobre los planes anticovid de las universidades, los rectores sí manifestaron que estaban bajo control. El rector coruñés confirmó que el martes ya aprobaron en el consello de la Universidad las medidas para el próximo curso que van dirigidas a preparar, en función de cada centro, el nivel de presencialidad y tener un plan de contingencia para, ante un posible caso, poder reaccionar.