Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alfombrismo pide ser Bien de Interés Cultural

La federación gallega, en la que están Bueu, Cangas y Moaña, presenta la solicitud

Vecinos de Bueu, trabajando en la reciente alfombra del Corpus en la Praza Massó.

Vecinos de Bueu, trabajando en la reciente alfombra del Corpus en la Praza Massó. // Gonzalo Núñez

Galicia es la comunidad autónoma con mayor tradición de alfombrismo y arte efímero, con más de un centenar de localidades en las que se confeccionan las alfombras florales. Aún así, a diferencia de lugares como Cataluña o Canarias, esta tradición aún no cuenta con el reconocimiento de Bien de Interés Cultural (BIC). La Federación de Asociacións de Alfombristas Galegos de Arte Efémera (Fagaarte) -en la que se integran Bueu, Cangas y Moaña- acaba de presentar ante la Xunta de Galicia la petición formal para que el alfombrismo gallego, "entendido como el conjunto de técnicas y conocimientos ancestrales que dan apoyo a las alfombras de arte efímero", tenga la consideración de BIC.

La federación aporta en su solicitud un informe histórico y antropológico para dar mayor apoyo científico e histórico a su reclamación. El documento está elaborado por la historiadora y antropóloga Ana Filgueiras Rei, que asegura que los conocimientos y técnicas que emplean los alfombristas constituyen un patrimonio cultural inmaterial que necesita protección, divulgación y fomento. "Las manifestaciones florales manifiestan el genio, la poética y la alegría espiritual del pueblo gallego y son reliquias en las que convergen aspectos y saberes de diversa procedencia, siendo al mismo tiempo una expresión individual y colectiva, antigua y nueva, con vocación universal", afirma.

La historiadora relaciona las alfombras con una serie de manifestaciones culturales o fiestas como la Pascua de Flores, el Lumepan, los mayos, la Cruz de Mayo, San Juan o las fiestas del Corpus Christi.

Al mismo tiempo advierte de la amenaza que supondría convertir el alfombrismo en un espectáculo turístico, lo que le haría perder su autenticidad y esencia. Subraya que las celebraciones florales en Galicia están vinculadas a "expresiones de carácter sagrado y profunda intención" o rituales de compromiso.

El informe presentado a la Xunta de Galicia para que conceda al alfombrismo la categoría de BIC fija que esta tradición, en muchos casos se remonta hasta el siglo XIV y entre las localidades más relevantes cita a Santiago, Vigo, Pontevedra, Redondela, Bueu o Ponteareas, entre otras.

La federación que actualmente está presidida por Bueu, cuenta con alfombristas de Ponteareas, Rianxo, Ames, Redondela, Burela, Miño, Cerponzóns, Moaña y Cangas. Galicia forma parte de la Coordinadora Internacional de Arte Efímero y es la única representante española que no ha declarado el alfombrismo como BIC, un paso que ya han dado Cataluña, Canarias, Castilla-León y Murcia, que son las comunidades con una mayor tradición alfombrista.

"Galicia es la que aglutina más colectivos alfombristas en todo el Estado, por lo que debe ser considerado como Patrimonio Inmaterial, con la categoría de Bien de Interés Cultural", sostienen desde la directiva de Fagaarte. La federación recuerda que esta inicitiava forma parte de un proyecto mundial que impulsa la la coordinadora internacional, que persigue la declaración del arte efímero como patrimonio mundial.

Compartir el artículo

stats