El grupo municipal del PP, a través de la concejala, Dolores Hermelo, presentó un ruego para que se abran las bibliotecas, algo que desde el inicio de la primera fase de la desescalada ya era posible. El gobierno local mantiene cerradas todas las bibliotecas, a pesar de la orden ministerial que permite su apertura, aunque sí que hay trabajadores dentro del recinto de la biblioteca central de Cangas, ubicada en la Casa de Cultura.

Por alguna razón que se desconoce, el gobierno municipal mantiene las puertas cerradas de estos centros, que si que abrieron en municipios limítrofes, como Moaña, con el protocolo correspondiente de cuarentena para los libros que se entregan y distancia de seguridad.

La concejala del PP Dolores Hermelo explica que son días en los que los alumnos necesitan de la biblioteca como lugar de estudio. Argumenta que se trata de un servicio municipal muy demandado cuando se acercan los exámenes finales y, sobre todo, la preparación para las pruebas de acceso a la universidad.