Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Staffan Mörling, embajador de la cultura marítima de Galicia y Ons

El antropólogo sueco, de 83 años, murió la pasada madrugada en un hospital de Estocolmo

Acto en septiembre de 2015, para descubrir la placa que da su nombre a la calle de los institutos de Bueu. // Gonzalo Núñez

Staffan Mörling llegó a Galicia y a Bueu en el otoño de 1964 y desde entonces sus caminos jamás se separaron. El profesor y antropólogo sueco, fallecido ayer en Estocolmo, se convirtió en uno de los grandes embajadores de la cultura marítima gallega y, muy especialmente, de Ons y Bueu. "Aquí hallé aceptación y calor humano", contaba en una de sus entrevistas a FARO, justo antes de que el concello de O Morrazo le nombrase en enero de 2006 Hijo Adoptivo. No fue el único homenaje que se le tributó desde Bueu, que en 2015 también decidió dar su nombre a la calle de acceso a los dos institutos de la localidad, uno de los cuales se llama precisamente Illa de Ons.

Mörling recordaba la sensación que recorrió su cuerpo cuando en aquel otoño de 1964 el entonces alcalde de Bueu, José María Massó, lo llevó a la playa de Beluso. "Cuando me enseñó las dornas sentí un efecto electrizante. Algunas de sus partes eran muy similares a los botes de las Islas Feroe y ya tenía un tema para mi investigación antropológica", rememoraba. Y para conocer mejor las dornas y su contexto decidió irse a la isla de Ons. Allí halló lo que buscaba y algo más. "Encontré un amor tan alto como el cielo y tan profundo como el mar", decía en referencia a su compañera y esposa: Josefa Otero. Un amor que decía que tuvieron que mantener en secreto durante dos años y medio, hasta que finalmente se casaron en Beluso en 1967.

Una de las personas clave para que Mörling llegase a Galicia fue el arquitecto César Portela, cuando se conocieron durante su juventud en Madrid. Sus trabajos de investigación y estudios sobre las embarcaciones tradicionales lo convirtieron en uno de los grandes referentes de la cultura marítima gallega. Publicó libros como "Las embarcaciones tradicionales de Galicia" (editado por la Xunta de Galicia en 1989), "La transformación morfológica de la embarcación de pesca de Galicia norte" (1998) o "Lanchas e dornas. A estabilidade cultural e a morfoloxía das embarcacións na costa occidental de Galicia", que se publicó primero en inglés en el año 1999 y que la Xunta reeditó en gallego en 2005. "Yo quería dar a conocer la cultura marítima gallega y despertar el interés por ella en otros sitios del mundo. Creo que lo he conseguido porque diversas revistas y museos internacionales, como el Museo Marítimo de Carolina del Norte, hicieron recensiones alabando mi libro 'Lanchas e dornas'", contaba el investigador sueco acerca de sus motivaciones.

Su último trabajo publicado fue "Namoreime en Ons" (2015), una historia de amor inspirada en su propia experiencia en Galicia. "En Ons descubrí una isla en la que se vivía de una forma más natural, no a las órdenes de la sociedad de consumo", decía entonces. Uno de los proyectos en los que trabajaba con su esposa era la elaboración de una especie de árbol genealógico de Ons para documentar el parentesco de las familias. "Siempre se abren nuevos caminos y se presentan distintas perspectivas para investigar", decía.

Staffan Mörling y su esposa vivían entre Suecia y Bueu, donde tenían una residencia delante de la playa de Robaleira. Su amor por Galicia incluso le llevó a aprender a tocar la gaita. "La llevo conmigo en todos los viajes. Cuando estoy en Suecia y me pongo a practicar un poco su sonido me pone de buen humor, es algo me sienta bien", rememoraba.

Entre los numerosos reconocimientos que recibió Staffan Mörling está también la Cruz de Mérito Naval: durante años fue profesor de idiomas de la Escuela Naval Militar de Marín, donde dejó un gran recuerdo.

Uno de los tributos más especiales fue la declaración como Hijo Adoptivo de Bueu. En aquel momento decía, con su habitual sentido del humor, que "me parece bonito recibir un homenaje así cuando uno está vivo ya que los póstumos no son lo mismo". En aquel acto estuvieron representantes de la cultura gallega y de la Xunta de Galicia, con la entonces conselleira de Pesca, Carmen Gallego, que definió a Mörling como un "marinero de saberes".

En el emocionado discurso que el antropólogo sueco leyó ante un abarrotado Centro Social do Mar de Bueu aseguraba que en aquel lejano otoño de 1964 llegó a Galicia "como un forastero, pero nunca me faltó la compañía" y aseguraba que en este lugar del mundo "no solo se piensa con la cabeza, sino que también se piensa con el corazón".

Compartir el artículo

stats