Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuarentena dispara el volumen de basura a cifras previas a la recogida selectiva

- Desde 2017 la tendencia era de reducción de residuos orgánicos gracias al compostaje -Sin contagios en la plantilla del servicio

Un camión de la concesionaria de la basura recogiendo los residuos en Tirán. // Santos Álvarez

Un camión de la concesionaria de la basura recogiendo los residuos en Tirán. // Santos Álvarez

Abril también ha supuesto un aumento en la recogida de la basura en O Morrazo con respecto al mismo período del año anterior, dentro de este confinamiento por el Covid-19 y siguiendo la misma tendencia de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. En este pasado mes, en los concellos de Cangas, Moaña y Bueu, y a través del servicio que gestiona la Mancomunidad de O Morrazo, se recogieron 2,2 millones de kilos de residuos (2.238.680), casi 300.000 kilos más que en el mismo período de 2019 cuando se recogieron 1.976.220. El incremento se debe, sobre todo, a la subida en la recogida domiciliaria con 274.300 kilos más de residuos sólidos urbanos, llegando a los 2.057.260, según el balance de la empresa concesionaria, cuyo contrato fue traspasado por Recolte a Urbaser en marzo cumpliendo una transición que en la empresa aseguran que se ha desarrollado "con absoluta normalidad y sin variación en los protocolos y directrices de actuación".

Tal y como señalan, se ha roto la tendencia que comenzó en 2017 de minoración en toneladas recogidas de fracción resto, descenso que coincide con la apuesta de la Mancomunidad por el compostaje individual y comunitario, por lo que sería de esperar un aumento mucho mayor de no existir dicho proyecto. En cualquier caso, se ha regresado casi a niveles de 2010, cuando la recogida selectiva representaba un margen residual, por lo que es innegable un aumento neto en la producción de residuos que parece directamente relacionado con el confinamiento derivado del estado de alarma por Covid-19.

En relación a la salud de los trabajadores del servicio de recogida de residuos, afortunadamente la empresa confirma que no ha habido ningún contagiado por Covid-19, por lo que el servicio se desarrolló con relativa normalidad. Asegura que ya antes todos los vehículos se lavaban después de cada turno de trabajo, y que aunque se han reforzado las tareas de desinfección y uso de EPIs particulares, en este sector ya se establecen de por sí muchos protocolos de seguridad e higiene en el trabajo.

Este incremento de abril supone un 13,01% más de recogida que en el mismo mes de hace un año, en línea con lo ocurrido en este pasado mes de marzo que había registrado un incremento del 12% con respecto a 2019 (2.273 frente a 2.022.320 de un año antes).

La subida es el resultado de la suma total de los residuos sólidos urbanos, envases, papel y vidrio, si bien los dos primeros experimentan crecimiento y los dos últimos siguen con descenso desde el estado de alarma. Se recicla menos, debido al cierre de los comercios y de la hostelería -al que hoy empieza a ponerse fin- por lo que supone de papel y cartón y envases de vidrio, que son los principales indicadores de la actividad comercial. También porque se debió de reciclar menos en los domicilios quizás por la lejanía de las islas de contenedores de las casas y el miedo que siguió entre la población a salir de los domicilios y tocar estos recipientes.

Desglose por residuos

Los residuos sólidos urbanos (RSU) subieron en abril pasado un 15,38% con respecto a abril de 2019 cuando la Mancomunidad de O Morrazo contabilizaba 1.782.960 kilos. En este pasado mes de abril fueron 2.057.260, con un incremento de 274.300. Con respecto a los envases, la variación anual en este mismo período de abril ha sido del 7,01%, pasando de 48.480 kilos en abril de 2019 a los 51.880 en este pasado mes.

Situación diferente ha sido el reciclaje de papel con una caída del 9,29% que se traduce en 69.540 kilos recogidos en este pasado mes frente a los 76.660 de hace un año, cuando las cosas eran bien distintas. Se han dejado de recoger 6.580 kilos de papel y cartón. La caída ha sido más grande en el vidrio con 8.120 kilos menos, pasando de 68.120 hace un año a los 60.000 actuales.

En este pasado mes no ha habido entradas de voluminosos por parte de vecinos en el Punto Limpio de O Morrazo, en A Portela, debido a las consecuencias del confinamiento y el hecho de que los vecinos no pudieran salir de sus domicilios.

En marzo sí que se habían contabilizado 1.740 kilos, con una reducción del 3,33% con respecto al mismo mes de hace un año, debido a que el estado de alarma afectó solo a la mitad del mes.

Compartir el artículo

stats