Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Corpus, la fiesta del Carmen o el FICBueu afrontan sus ediciones más inciertas

La Festa do Tinta Femia de Cela se suspende y la Feira da Ciencia e da Literatura parece inviable -El SonRías confía en mantenerse

El final de la edición de 2019 del FICBueu. // Gonzalo Núñez

Incertidumbre es la palabra más repetida por colectivos y asociaciones culturales de Bueu, aunque hay decisiones que ya se empiezan a conocer. La concentración motera prevista para finales de mayo ya se canceló y ayer mismo la Asociación de Viticultores San Martiño decidió suspender la Festa do Tinta Femia de Cela, que estaba previsto celebrarse entre el 10 y 12 de julio. El 9 de mayo estaba prevista la tercera edición de la Feira da Ciencia e da Literatura que organiza el IES Johan Carballeira, desde donde asumen que es prácticamente inviable mantenerla.

Durante el verano Bueu acoge gran cantidad de eventos multitudinarios, sobre los que se ciernen sombras. Uno de los más próximos es el Corpus y sus alfombras florales. El decreto del estado de alarma llegó con el inicio de la primavera y el confinamiento obligatorio impide que los vecinos puedan salir a recoger material. "Nosotros queremos hacerlo, pero va a ser muy complicado", reconoce la presidenta de los alfombristas, Carmen Santos, que apunta que una posibilidad sería hacerlo a menor escala. La fiesta sería el 13 de junio y se completaría con un concierto de Sés, gestionado por el Concello a través del plan Musigal de la Diputación. "Habrá que evaluar la situación y ver si se mantiene o si se traslada a otra fecha", apunta el edil de Cultura, Xosé Leal. Ese mismo fin de semana de junio están previstas las fiestas de San Antonio en Meiro y de momento la comisión confía en que puedan celebrarse.

Los alfombristas también trabaja en una nueva edición de su encuentro internacional de alfombrismo, que se celebra en el marco de las fiestas del Carmen. Esperan poder celebrarlo con la mayoría de las asociaciones gallegas puesto que será difícil poder traer alguna delegación internacional.

Las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, es otro de los eventos en la cuerda floja. El presidente de la comisión Bueu en Festas, Darío Campos, explica que el programa estaba ya completamente cerrado, aunque reconoce que será difícil mantenerlo. "Ahora era precisamente el momento para ir por las casas, bares y comercios para pedir las aportaciones. Pero cómo vamos a ir a pedirles ayuda cuando llevan cerrados desde mediados de marzo y sin ingresar nada", se pregunta. "Vamos a esperar hasta el último momento para ver cómo evoluciona todo esto. En todo caso intentaríamos mantener los actos religiosos y la procesión terrestre", añade Darío Campos.

Entre el 30 de julio y el 1 de agosto está prevista la cita que quizás supone el mayor impacto económico para Bueu: el Festival SonRías Baixas. La empresa productora, PlayPlan, mantiene su previsión de que se pueda celebrar en las fechas previstas, pero también se prepara ante la posibilidad de que las autoridades públicas obliguen a limitar el aforo para evitar aglomeraciones.

Justo después del SonRías Baixas llega la Festa do Polbo, otro evento multitudinario que organizan el Concello de Bueu y la cofradía. "Ya empezamos a pensar en la edición de este año, aunque es muy pronto para saber qué es lo que va a pasar. En nuestro caso no es solo una fiesta gastronómica, sino que es también un apoyo para un sector productivo local como nuestra flota de bajura", explica la concejala de Promoción Económica e Turismo, Silvia Carballo.

El mes de septiembre arranca con el Festival Internacional de Curtametraxes de Bueu (FICBueu), que precisamente la semana próxima cierra el plazo para presentar producciones. La decimotercera edición del certamen está prevista para celebrarse del 11 al 19 de septiembre, pero toda la programación está rodeada de una gran incertidumbre, tal como reconoce su director, Manuel Pena. En la situación actual es prácticamente imposible poder confirmar la presencia de cineastas o invitados, que piden esperar a la evolución de los acontecimientos. En los últimos días se han sucedido reuniones del sector con el Ministerio de Cultura y con la Xunta. "Va a ser muy importante la reacción de las instituciones públicas, es necesario que tomen medidas concretas para que esta situación no suponga la muerte de muchos eventos. No nos pueden abandonar en esta situación", solicita Manuel Pena.

El final del FIC coincide con otra de las fechas señladas en Bueu: las fiestas de Santa Ifigenia, que serían entre el 18 y 20 de septiembre. La comisión ya tiene cerrada toda la programación y espera que puedan celebrarse con normalidad. El gran problema puede ser la situación de muchos de los comercios y locales colaboradores. "Este año ahorramos un poco para poder traer en 2021 a Panorama, con la que ya firmamos el contrato", explica el presidente de la comisión, Celso Dopazo.

Compartir el artículo

stats