La Asociación Vellez Digna, que agrupa a familiares de personas residentes en los centros para la tercera edad como el de Aldán (Cangas), se opone a su traslado a otras residencias, como la de Panxón y anuncian que si se efectúa, tal como tiene previsto la Xunta de Galicia, presentarán la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil. "Es una total falta de humanidad. Aunque las personas que vayan a trasladar no hayan dado positivo por coronavirus tienen otras múltiples patologías", afirman desde la directiva del colectivo, que denuncian que los traslados se quieren realizar sin contar con las familias.

Reclaman a la Xunta de Galicia, una vez que ha intervenido el centro, que tire de lista de contratación del Sergas y que desplace a personal médico y sanitario para atender a los residentes y que se realicen más tests. Argumentan que el protocolo establece que las personas que necesiten ser hospitalizadas deben ser trasladadas, las que hayan dado positivo y tengan signos deben concentrarse en un área del edificio, las que hayan dado positivo y estén asintomáticas en otra y, finalmente, aquellas que han dado negativo en otro espacio. En todos los casos con atención de personal diferenciado para minimizar el riesgo de contagios. "Son gastos que después se le deben cobrar a la propia residencia", subrayan.

Asimismo, mientras algunos familiares han sido ya informados del resultado de los análisis realizados a sus mayores, otros siguen sin ningún tipo de información. "Llevamos cinco días llamando y solo nos dicen que van a avisar a todos. No sabemos si mi madre, que tiene 93 años, dio positivo o si va a ser trasladada. No tener información es lo peor de todo. Estamos en una situación de desamparo total", explican una hija de la usuaria, que reside en Pontevedra. "Mi madre lleva en esta residencia desde hace siete años, poco después de abrir. Nunca creímos que se podría llegar a esta situación. Es cierto que en los últimos años notamos un deterioro en la cantidad de medios a disposición del personal", concluye.

Por su parte, una vecina de Aldán que tiene a su cuñado internado sí que fue informada, la tarde del lunes, de que había sido negativo. Seguimos nerviosos, pero algo menos que antes de saber el resultado", indica.