Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un propietario de Cangas condona a sus inquilinos el alquiler de marzo de su local

"La idea salió de él, nos dijo que así podíamos tener una ayuda en esta situación", afirma José Manuel Martínez, gerente del Urban Studio by Seil

Local donde se ubica el Urban Studio by Seil. // Gonzalo Núñez

Local donde se ubica el Urban Studio by Seil. // Gonzalo Núñez

"Que sepáis que os voy a condonar este mes de alquiler para que vosotros también podáis tener una ayuda". Con estas palabras, tan sencillas como impactantes, el propietario del local donde se ubica el Urban Studio by Seil comunicaba a sus inquilinos que renunciaba al cobro del alquiler, en un gesto que comienza a hacerse viral por Cangas tras ser compartido en redes sociales. "Fue una iniciativa que salió directamente de él. Nosotros decidimos cerrar un par de días antes del cierre obligatorio para no poner en peligro a nuestros clientes, y él ya nos escribió ese domingo [el día siguiente de que se decretase el estado de alerta] para decirnos que había visto cuál era la situación y que había decidido eso", relata José Manuel Martínez, gerente del negocio junto a su mujer Susana Cordeiro.

El local, de unos 540 metros cuadrados, lleva abierto ocho meses, pero la relación entre el propietario y sus inquilinos viene de mucho antes. "Ya nos conocíamos, porque estuvimos arrendando ese mismo local durante 12 años. Luego lo dejamos y hace poco que volvimos a cogerlo", relata Martínez, que agradece un detalle que le permite un cierto desahogo. "Nuestro sector [el de los gimnasios] tiene sus meses fuertes en marzo y abril, es como el agosto de la hostelería", admite.

Martínez asegura que además de agradecer el gesto quiere dar a conocer la importancia de que todo el mundo colabore en la medida de lo posible para ayudar a los demás. "Estamos en casa pero hay que tratar de ser útiles. Nosotros estamos haciendo vídeos para que la gente pueda seguir entrenándose, cada uno tiene que aportar su granito de arena", subraya.

Compartir el artículo

stats