El gobierno de Bueu llevará al pleno del lunes la propuesta, consensuada con todos los grupos de la corporación municipal y de la mesa de seguimiento para la elaboración de un concurso de ideas para la puesta en valor del barrio de Banda do Río. Se trata de uno de los grandes proyectos que el Concello de Bueu se ha marcado para sacar adelante en un horizonte cercano, debido a la situación por la que atraviesa este barrio. Se trata del barrio marinero por excelencia de la parte litoral de la villa de Bueu, frente a Pescadoira, donde se asentaba la clase pudiente empresarial. Esta marca quedó impresa en el barrio a lo largo del siglo XX hasta la actualidad, como parte inseparabale de su ideosincrasia y lo que se pretende con el concurso de ideas es hacer una amplia reflexión sobre el mismo desde distintas disciplinas (regeneración urbana, sostenibilidad ambiental o movilidad) y dotarle de personalidad propia con elementos de mobiliario, señalización y tratamiento de superficies que le den una imagen homogénea.

En este barrio está la barriada de pescadores o casas baratas, que hoy dominan la imagen de las calles Pazos Fontenla y Alexandre Bóveda En el escrito se alude a que el pasado industrial del barrio se constata con industrias que se asentaron en torno a los ríos, vinculadas a la madera (Freire y Bares), astilleros de carpintería de ribeira o varias salazones y secaderos de pulpo. Añaden que la época moderna supuso la desconfiguración de la imagen primitiva del barrio, con nuevas edificaciones desconectadas de su historia, edificios en altura, desaparición de viviendas marineras, urbanización exterior de baja calidad y una incipiente presencia del automóvil. También se fue desahaciendo el borde litoral con construcciones de protección de las mareas que asolaban el barrio. Las infraestructuras urbanas de alumbrado, saneamiento, recogida de pluviales y de abastecimiento, necesitan una renovación.

El concurso de ideas se convoca con la finalidad de resolver los problemas del barrio y de ponerlo en valor en base a unos objetivos de calidad. El acuerdo que se lleva a pleno es convocar el concurso y habilitar una partida para los gastos. Se habló sobre 3.000 euros.