Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito rechaza los planes para colegios y mayores del PP y el pleno acaba en trifulca

BNG y PSOE alegan que las necesidades de los centros se recogen en el Consello Escolar y que la Xunta ya tiene en marcha un censo de todos los gallegos que residen solos

Los ediles del bipartito votan en contra de una de las mociones presentadas por el PP.  // G.N.

Los ediles del bipartito votan en contra de una de las mociones presentadas por el PP. // G.N.

El pleno de la corporación de Moaña de ayer transcurrió con bastante tranquilidad durante casi todos los puntos pero finalmente acabó en trifulca, con gritos y palabras gruesas entre los ediles ya en el turno de ruegos y preguntas. El bipartito (BNG-PSOE) rechazó las dos mociones presentadas por el PP relativas al cuidado de mayores que viven solos y a la actuación en los desperfectos de los colegios. Esto caldeó el ambiente. Al finalizar los puntos el líder del PP, José Fervenza, aseguró que "el problema de la educación es que le falta a usted educación", en referencia al concejal del ramo, Juan Parcero.

La petición sobre los mayores fue rechazada porque, según recordó la socialista Marta Freire, "la Xunta está llevando a cabo un censo sobre las personas en esta situación y tiene competencia exclusiva en la materia". En la de las reparaciones en los colegios, tanto Freire como Parcero argumentaron que la lista de necesidades y obras ejecutadas se elabora cada año en el Consello Escolar Municipal, con la presencia de los directores de los centros y de representantes de cada grupo político.

En ese punto se había llegado con el edil de XM, Javier Carro, pidiendo en un tono elevado que la concejala de Benestar Social, María Ortega, concretase en sus acusaciones de "patriarcado". Y es que todos los grupos apoyaron la moción del BNG para que la Xunta mejore la información y atención de las mujeres con endometriosis. Pero Víctor Carballal, del PP, afeó que María Ortega se olvidase de los hombres cada vez que se refiere a la violencia de género. "Yo mismo conozco a hombres que están sufriendo maltrato", indicó. Esto sentó mal a Ortega, quien definió esta actitud de "patriarcal" y alegó que la violencia de género "solo la sufren las mujeres".

Fueron estos los momentos más tensos de una sesión que arrancó con una importante parte económica. El concejal de Facenda, Aldán Santamarina, explicó los informes de seguimiento del plan de ajuste así como del periodo medio de pago a proveedores, que se sitúa en 3,51 días. "Ninguna empresa que trabaje con el Concello cobra más tarde de los 15 días", apuntó.

Santamarina adelantó también que el remanente de tesorería de 2020 será positivo con una cantidad de unos 1,7 millones de euros, que podrán destinarse a inversiones financieramente sostenibles.

Por el PP, Silvia Rueda, insistió en que hasta la reciente regularización contable "tenían reflejadas facturas que procedían incluso de 1998", poniendo en duda la gestión económica municipal.

Compartir el artículo

stats