La Casa do Concello de Moaña acoge esta mañana un acto que puede calificarse de histórico, pues Xunta y gobierno local firmarán de forma conjunta el convenio para ejecutar y poner en marcha el futuro centro de salud en los terrenos de Sisalde. Se trata del paso más importante dado hasta ahora para hacer realidad una demanda de décadas en una villa que funciona sin centro de salud y con una Casa do Mar que sufre una evidente falta de espacio.

Para esta rubrica se desplaza hoy a Moaña el conselleiro de Sanidade Jesús Vázquez Almuiña, que firmará el documento con la alcaldesa, Leticia Santos. El Convenio tiene una vigencia de cuatro años. La intención del Concello, una vez aprobado inicialmente el proyecto de equidistribución, es que los trabajos de urbanización de los terrenos y de construcción del vial interior estén en marcha este verano. Si todo transcurre según lo previsto, antes de que finalice el presente año la parcela debidamente adaptada estará en posesión de la Xunta de Galicia para que inicie la contratación del proyecto y después la licitación de la construcción.

Precisamente ayer por la tarde la junta local de gobierno de Moaña aprobó el mencionado convenio tras el visto bueno de los técnicos municipales y facultó a la alcaldesa para la firma que se producirá hoy. Al enterarse del acto de hoy la regidora se puso en contacto con los colectivos y personas que participan en la Mesa Local da Sanidade, reconociendo el "trabajo conjunto" de todos ellos para llegar a este punto.

Además de ediles del BNG y del PSOE, en esta mesa participan activamente integrantes de la Asociación de Mulleres de Moaña, la Asociación de Veciños Monte Faro de Domaio, la Federación Veciñal A Chamusca -en proceso de disolución- y la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública. Los grupos políticos de la oposición -PP y XM- declinaron su participación en este órgano.

El primer intento de acuerdo había quedado frustrado al hacer referencia el borrador de convenio al Plan de Necesidades Sanitarias Cangas/Moaña, que preveía trasladar desde Moaña al futuro CIS comarcal de A Rúa los servicios de odontología y urgencias. Los técnicos municipales no dieron su visto bueno a dicho texto al entender que supondría un menoscabo de los servicios sanitarios en el municipio.

Tras meses de diálogo entre ambas administraciones, finalmente se llegó al texto consensuado que deja claro, en su cláusula primera, que se modificará el plan de necesidades para dejar por escrito que la dotación moañesa incluirá un servicio propio de odontología y salud bucodental. También señala que el centro que se levantará en los terrenos de Sisalde tendrá un área para el Punto de Atención Continuada (PAC). El servicio de urgencias, por lo tanto, seguirá en Moaña mientras no se construya el Centro Integral de Saúde comarcal en Cangas, cuyos trámites están mucho más retrasados.

El servicio de hospitalización a domicilio sí que pasaría al centro comarcal que se proyecta en el barrio cangués de A Rúa, por falta de espacio suficiente en la parcela de Sisalde.

El plan sanitario de la Xunta para la comarca contempla inversiones totales en nuevas infraestructuras y en mejorar las actuales por un importe de 11,2 millones de euros. Solo en el centro de salud moañés se calcula una inversión de 4,3 millones de euros. En 2019 Xunta y Concello ya resolvieron sus diferencias sobre la superficie de la parcela. El ejecutivo autonómico pedía más metros para construir la futura dotación en una única planta. Finalmente se pactó utilizar los 2.066 metros cuadrados de terrenos municipales identificados para tal fin en el PXOM. El Concello garantizó que eran suficientes para todos los servicios en un inmueble con hasta cuatro alturas.