Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ANPA de Domaio busca la implicación del resto de colectivos de la parroquia contra el camino escolar

Alega que el proyecto del Concello sería una nueva traba para un colegio que pierde alumnos

Una reunión sobre el proyecto de camino escolar seguro, celebrada en noviembre. // G. Núñez

Una reunión sobre el proyecto de camino escolar seguro, celebrada en noviembre. // G. Núñez

La asociación de padres y madres del CEIP Domaio (ANPA) sigue moviéndose para lograr que la Diputación rechace el proyecto de Camiño Escolar Seguro redactado por el Concello para priorizar el transporte colectivo y retirar tráfico rodado del entorno del centro en el futuro. En los últimos días desde el Anpa han mantenido contactos con distintos colectivos de la parroquia con la intención de crear una plataforma que tenga por objetivo principal la anulación del mencionado proyecto.

Este miércoles el colectivo de padres se reunirá y espera contar con una respuesta de las asociaciones consultadas, entre las que se encuentran la Asociación de Veciños Monte Faro, la Comunidade de Montes de Domaio, la agrupación folclórica Charaviscas, el colectivo de mujeres Poza da Moura y la comparsa de carnaval Animodo.

El Anpa recoge firmas desde la semana pasada en varios establecimientos de la localidad y solo entre los padres de los alumnos han logrado ya al menos 60 apoyos. Además, han remitido un escrito ante la Diputación de Pontevedra, organismo que está revisando el proyecto que se acometería en un vial provincial, para pedirle que no se le otorgue el visto bueno.

Más allá de las razones expuestas en dicho escrito, entre ellas la supuesta "inseguridad" que se generaría sin un espacio para estacionar vehículos particulares y acompañar a los niños más pequeños hasta el centro, desde la asociación de padres alertan de otros problemas se agravarían si se implanta el camino escolar.

"Tenemos un colegio que está perdiendo alumnos. Cada año tiene entre 10 y 15 niños menos. En estos momentos cuenta con más de 120 pero el centro buscar garantizar su futuro atrayendo a estudiantes de zonas limítrofes como San Adrián (Vilaboa)". Para el Anpa sería imposible atraer a pequeños de estas áreas si no existe una zona para aparcar en el entorno del colegio, pues las familias de otros municipios no tendrían derecho a transporte colectivo.

Alertan de que la reducción en los alumnos ya provocó que se redujesen las actividades extraescolares "porque a muchos monitores no les compensa dar clases a pocos niños". Además, indican que si siguen bajando las matriculaciones "se podría poner en peligro incluso la propia supervivencia del servicio de transporte en autobús".

Insisten, desde el Anpa, en que su intención no es que aparquen coches dentro del recinto escolar "porque eso no se hace ahora", sino que se reserve un espacio en el entorno para aparcar.

En su carta a la Diputación, además de lamentar que la propuesta no haga distinciones y otorgue a todos los niños el mismo grado de autonomía, con independencia de su edad, concluyeron que el proyecto redactado gira alrededor de un problema "que no existe", pues los autobuses bloquean el paso de coches cuando salen los alumnos que usan el transporte escolar.

Critican que la intención de la medida propuesta pase por "eliminar el tráfico a toda costa en la entrada del colegio" y denuncian que el modelo de movilidad proyectado alrededor del colegio "no facilitará la conciliación de la vida laboral y familiar".

Compartir el artículo

stats