Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcia: "Quieren poner a trabajar a Barreras, pero primero nos tiene que pagar la deuda"

El portavoz de los afectados por impagos del naval en Moaña: "Vamos a llegar hasta el Rey"

Balbino Barcia, sentado, con otro empresario afectado, Francisco José Bernárdez. // S.Á.

Balbino Barcia, sentado, con otro empresario afectado, Francisco José Bernárdez. // S.Á.

El portavoz de la Plataforma de afectados de Moaña por impagos del naval a la industria auxiliar, Balbino Barcia, asegura que "si se quiere poner a trabajar el astillero de Barreras, antes nos tienen que pagar lo que nos deben". La Plataforma está integrada por 13 empresas, que arrastran impagos desde 2010 por importe de 5,6 millones de euros, afectando a 582 trabajadores. De este total, unos 2,3 millones son impagos de Barreras a cinco empresarios.

Barcia, que lleva desde entonces representando al colectivo en todas las gestiones para intentar cobrar la deuda, tiene claro que todo depende de la voluntad política, que han encontrado siempre buenas palabras, aunque el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo sigue sin recibirles, "pero vemos pocas ganas de arreglarlo" . Añade que están dispuestos a llegar hasta el Rey "porque esto es una burla. Hay viudas que han perdido sus casas. Esta es la realidad".

Asegura que los empresarios que reclaman la deuda cumplieron en su día con el trabajo que les encargaron en los astilleros, pero nunca los cobraron: "Nos llegaron a dar pagarés sin fondos y aquí no pasa nada".

Insiste en que debido a esta sucesión de impagos, los bancos se les echaron encima: "Me hunden en la miseria y nos están matando", reconoce este empresario que ya ha sufrido un ataque al corazón.

En el caso de su empresa Balcan, formada con otro socio, manifiesta que Barreras les dejó un impago de 150.000 euros y tuvieron que pedir dinero al banco para poder hacer frente a otro trabajo del naval en Ferrol, metiéndose en otro impago y teniendo que acudir a la vía judicial. Del impago de Ferrol lograron recuperar 100.000 euros, pero siguen teniendo pendiente de cobrar 200.000 euros: "A mi socio el banco le llegó a embargar 60.000 euros de una cuenta privada, cuando no podían. Se los quitaron, aunque conseguimos que le devolvieran 6.000".

En estos momentos, Balbino Barcia dice que tiene, además del abogado en Muros para intentar cobrar esa deuda de 200.000 euros, otros dos más en Vigo y en Cangas para hacer frente a los embargos iniciados por el banco contra él, a través de una empresa madrileña de gestión de cobros, que adquirió la deuda a Abanca. Dos de estos embargos los ejecutan los juzgados nº1 y nº2 de Cangas: "Todos nosotros queremos pagar, pero tan pronto cobremos. Los bancos saben que mi empresa ya está cerrada y que lo único que cobro es la paga de prejubilado", afirma. Reclama una solución política a esta injusticia: "Nosotros cumplimos con nuestro trabajo".

Compartir el artículo

stats