Las constantes explosiones que se dejaban oír en la calle Félix Ozamiz, en el barrio de O Forte, obligaron a intervenir en la noche del viernes al Grupo de Emergencias Municipal de Cangas. Pudieron comprobar que se trataba de una caja eléctrica la que producía las pequeñas explosiones que tenían alterado a todo el vecindario.

Tras llegar los efectivos de Emergencias no se produjeron más explosiones. Se ocuparon de revisar durante una hora el cableado y se avisó a la empresa de suministro eléctrico, que más tarde acudió al lugar a revisar la posible avería.

En un principio, los vecinos de Félix Ozamiz pensaron que se trataba de algo más grave que unas simples explosiones en una caja eléctrica, por lo que algunos decidieron abandonar por momentos la vivienda, al menos mientras no venía los efectivos de Emergencias Municipales que habían sido alertados.