Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro de una de las empresas históricas de la comarca

Lago Paganini invertirá 3,2 millones en su nueva fábrica en Bueu, que tendrá tres plantas

La conservera presenta el proyecto técnico para su traslado al polígono industrial de Castiñeiras - Las nuevas instalaciones tendrán una superficie útil de más de 4.300 metros cuadrados - La obra podría empezar este año

Los terrenos de Castiñeiras donde se construirá la fábrica. // S.Á.

La conservera Lago Paganini ha activado el proceso para su traslado al polígono industrial de Castiñeiras, en Bueu. La empresa presentó ayer mismo el proyecto para solicitar la licencia de obra y actividad, en el que se recoge una inversión prevista de 3,2 millones de euros y una fábrica que contará con tres plantas. Las obras podrían comenzar a lo largo de este mismo año, en función del tiempo que se tarde en tramitar la licencia y en determinar si el proyecto debe ser sometido a algún tipo de trámite ambiental.

Las nuevas instalaciones se ubicarán en un terreno con una superficie de 3.158 metros cuadrados, que se corresponden con hasta tres parcelas catastrales situadas en la segunda fase de la ampliación del polígono de Castiñeiras. El proyecto prevé aprovechar el desnivel del terreno con respecto al vial para la construcción de una nave en tres plantas. La inferior o sótano contaría con una superficie construida de 2.159 metros cuadrados, un espacio diseñado para aparcamiento, estuchado, almacenamiento y distribución. Aquí estarán también las instalaciones necesarias para la climatización y almacenaje de cartones, envases y aceites.

La primera planta estará situada a nivel de rasante de la carretera, con una superficie construida de 2.130 metros cuadrados. Contará la fachada y entrada principal, nave de producción, así como las instalaciones para los vestuarios de la plantilla. La futura edificación se complementa con una planta alta, comunicada con las otras dos mediante escaleras y ascensor, donde estarán los despachos generales y dirección, además de una sala de reuniones.

El proyecto se completa con una zona cubierta de estacionamiento de 965 metros cuadrados. En total las nuevas instalaciones de la conservera contará con una superficie útil de casi 4.300 metros cuadrados.

La actual fábrica se encuentra a apenas un kilómetro del polígono de Castiñeiras, dentro de la zona industrial de A Portela. La empresa se trasladó allí en 2012 después del voraz incendio que calcinó sus instalaciones originales en Cangas, en la zona de Ojea. El traslado es una decisión estratégica. En primer lugar porque actualmente se encontraba en una nave de alquiler. En segundo lugar, dispondrá de una mayor superficie que le permitirá crecer. Y, finalmente, la instalación en el polígono de Castiñeiras ofrece plena seguridad jurídica a la empresa.

Compartir el artículo

stats