La fuerte contaminación que sufre la ría de Aldán y que quedó en evidencia en los resultados del Proyecto Medioambiental que desarrolló el colegio de O Hío supone un problema que debe implicar a toda la sociedad. El centro escolar explica que varios colectivos, entre ellos la Confraría de Pescadores de Aldán, pidieron su ayuda para iniciar un camino en la búsqueda de soluciones al problema.

Para ello el centro pasará a la acción y convoca a una reunión, programada el viernes 27 de diciembre a las 19.30 horas en las dependencias del centro. Están convocados todos los exalumnos del colegio de todas las edades. Tratarán sobre las posibles vías de acción para solucionar esta contaminación, que como determinó el proyecto escolar tiene su origen en la "lamentable gestión" de las aguas pluviales y fecales. En el centro tienen claro que "todos somos responsables, incluido el propio colegio" de esta situación. De ahí que aceptasen la petición de ayuda y se ocupen de organizar el primer paso de un camino "que os corresponde recorrer a los vecinos y colectivos sociales, culturales y económicos".

En los últimos años fueron habituales los casos de acumulación de fecales en la boca de la ría de Aldán procedentes directamente de las casas. El trabajo del colegio ha constatado que estos vertidos se suceden desde 2009 y con una gran regularidad, coincidiendo con los periodos de pluviosidad por encima de los 75 litros por metro cuadrado y debido, por lo tanto, a la precaria separación de aguas que satura las tuberías del saneamiento.

Los alumnos contaron para el estudio con el apoyo de vecinos, Augas de Galicia, mariscadoras, mejilloneros y hasta el Concello. La encuesta que realizaron demuestra que el 27% de las viviendas tienen conectadas sus pluviales a la red de fecales.