Las demandas que lleva meses poniendo sobre la mesa la Asamblea de Áreas Sanitarias, que es la convocante de los paros, se resumen en un tope de 30 pacientes por día, una gerencia propia para primaria, un presupuesto para el nivel asistencial del 25% del total, cobertura de todas las sustituciones y OPEs para todas las vacantes y atención homogénea en todas las áreas sanitarias.

Lejos de las cifras aportadas por los convocantes, la Consellería de Sanidade reduce al 12.5% el paro en toda Galicia, aunque desde los huelguistas señalan que la Administración cuenta a los servicios mínimos como no adscritos a la jornada de huelga.

En O Morrazo hubo también facultativos en paro en centros más pequeños como los consultorios de Meira y Domaio o en el centro de salud de Aldán, en donde solo trabajó uno de los dos médicos en estas dos jornadas, rotándose cada uno de ellos.