DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lago Paganini se trasladará al polígono de Castiñeiras y Cangas pierde su última conservera

La firma se prepara para dejar su ubicación y construir unas nuevas instalaciones en el polígono de Bueu

Las actuales instalaciones de la conservera Lago Paganini en el entorno del área industrial de A Portela. // Gonzalo Núñez

Las actuales instalaciones de la conservera Lago Paganini en el entorno del área industrial de A Portela. // Gonzalo Núñez

Es un traslado de apenas unos cientos de metros, pero está revestido de una gran carga simbólica. La empresa conservera Lago Paganini dejará próximanente su actual emplazamiento en A Portela y se mudará al polígono industrial de Castiñeiras, en el Concello de Bueu. Una mudanza que significará para Cangas la pérdida de la última de las 16 fábricas conserveras con las que llegó a contar el municipio. Así lo desveló ayer el portavoz del PP y exalcalde de Cangas, José Enrique Sotelo, durante el mitin de cierre de campaña de los populares. Un anuncio que realizó junto al cabeza de lista del PP de Pontevedra al Senado, Javier Guerra, que era conselleiro de Industria cuando se produjo el incendio en la fábrica y fue pieza fundamental para que la empresa pudiese retomar la actividad apenas seis meses después en A Portela.

La conservera tiene cerrada la adquisición de terrenos en la segunda fase del polígono de Castiñeiras, un espacio que le permitirá trasladar su producción e incluso aumentar sus instalaciones. En la decisión de trasladarse influyen varios aspectos. El primero es que la nave que ocupa en la actualidad no es de su propiedad, sino que está en régimen de alquiler. Y el segundo es la seguridad jurídica. Mudarse a Castiñeiras significa implantarse en un polígono industrial consolidado, con todos los permisos, servicios y expectativas de crecimiento. Este es precisamente el punto en el que centró sus críticas ayer José Enrique Sotelo hacia el gobierno local de Cangas, al que responsabiliza en parte de esta marcha. "Durante los últimos cuatro años del gobierno del PP [entre 2011 y 2015] se dedicaron a boicotear los trámites para desarrollar el área industrial de A Portela, fomentando incluso denuncias de vecinos del concello vecino. Cuando llegaron al gobierno en 2015 solo tenían que aprobar definitivamente el plan, cosa que se hizo, y desde entonces no hicieron nada más. No se desarrolló ninguno de los sectores previstos", denunciaba ayer en el mitin celebrado en el Hotel Airiños.

Sotelo reconoce que este cambio de ubicación no significará la pérdida de puestos de trabajo, pero para Cangas supone un duro golpe. "Pasamos de ser una potencia pesquera y conservera a quedarnos sin la última de las 16 fábricas de conserva que aún había. Ahora resulta imposible hacer una gran planta de elaborados del mar", critica. El portavoz popular afirma que la situación en el área industrial de A Portela "sigue siendo exactamente la misma que hace cuatro años, no cambió nada". Esto provoca que las empresas no tengan interés en instalarse en el ámbito debido a la falta de seguridad jurídica. "Hay empresarios que quieren instalarse y generar trabajo, pero no pueden", afirma.

La historia de Lago Paganini en Cangas se remonta a hace más de un siglo. La fábrica fue fundada en 1915 por Pietro Montemerlo Botassi, inicialmente con la denominación de Salazones Montemerlo, que con el paso del tiempo pasaría a adoptar el actual nombre de Conservas Lago Paganini. La familia era originaria de la localidad italiana de Genova y consiguió adaptar una manera artesanal de trabajar a las exigencias de los nuevos tiempos.

De aquellas 16 conserveras solo quedaban dos en diciembre de 2011, cuando se produjo el incendio en Ojea: Lago Paganini y Conservas Iglesias. La segunda acabó mudándose a Moaña en el año 2015 y ahora Lago Paganini se prepara para irse a Bueu, donde estará muy cerca de Conservas Alonso/Palacio de Oriente, la más antigua de Galicia y que a principios de siglo dejó su emplazamiento en el centro de Bueu para irse al entonces recién estrenado polígono de Castiñeiras.

Compartir el artículo

stats