El alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, salió ayer al paso de las manifestaciones del PP en las que volvía a denominar al gobierno de Cangas como ilegítimo. Pazos recordó a los populares que en la investidura él obtuvo el doble de votos (7 contra 14) y que eso es lo que de verdad legitima. Añade que no puede dar lecciones de legitimidad el único partido que fue condenado en España por corrupción y que hay que respetar el resultado que sale de las urnas. "Sotelo vai de fracaso en fracaso. É unha estratexia que utilizan: repetir unha e outra vez que nós somos un goberno ilexítimo por aquelo de que unha mentira mil veces repetida se converte nunha verdade. Non recoñecen o valor das urnas e pensan que cando non gobernan eles o goberno é ilexítimo".

Por otra parte, el regidor local reconoce que Cangas tiene problemas, algunos heredados del pasado, como puede ser el tráfico. Y le recuerda al PP que no fue capaz de aplicar la zona azul, cuya ordenanza había aprobado, pero como tampoco fue capaz de aprobar un Plan Xeral cuando compartía gobierno con el independiente Nardo Faro Lagoa. "Pudo facelo e non quixo. Escondeuno". También señala que la zona azul no es una solución, pero contribuirá a mejorar la movilidad, que es algo que quieren muchos de los comerciantes con los que se mantuvieron reuniones.