La Guardia Civil identificó y abrió una investigación penal contra un vecino de Cangas como supuesto autor del incendio que se inició en la terraza de un bar del centro de la villa el pasado 17 de agosto. El fuego obligó a desalojar a las personas que residían en el mismo edificio de la calle Santa Baia. Hasta seis personas fueron desalojadas. Al presunto autor se le acusa de un delito de daños intencionados con peligro para las personas.

Investigan si el incendio en Santa Baia se originó en el tendido eléctrico se debió a un acto vandálico

El incendio se había originado a las 6.30 horas de la madrugada del 17 de agosto. El fuego afectaba al lateral de un edificio de tres plantas y n bajo comercial en el que operaba un bar. La Guardia Civil recuerda que la aparatosidad del incendio, cuyas llamas alcanzaron el techo del edificio, obligó a los servicios de extinción a desalojar a las seis personas que se encontraban en sus viviendas como medida de precaución. No se registraron daños físicos. Los equipos de extinción tardaron una hora en sofocar totalmente el fuego y minimizaron, por lo tanto, los daños estructurales en el inmueble. Esto permitió también el inmediato realojamiento de las personas que habían tenido que abandonar sus viviendas.

El Equipo de Incendios del Instituto Armado, con base en A coruña, certificaría después tras la inspección ocular que el fuego había sido intencionado y que además se había iniciado en las sillas y mesas del bar situado en el bajo del inmueble. El investigado es un vecino de Cangas de 35 años que, presuntamente, pretendía quemar las sillas y mesas de la terraza del bar movido por una probable enemistad manifiesta con el dueño del local.