DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jabalíes arrasan en cuatro días plantaciones enteras de vecinos en Coiro

Los afectados por los destrozos solicitan una solución a la Consellería de Medio Ambiente - La proximidad de las viviendas a los terrenos complica la situación

Plantación destrozada por una manada en Coiro. // Gonzalo Núñez

Plantación destrozada por una manada en Coiro. // Gonzalo Núñez

El jabalí vuelve a ser un problema para la parroquia canguesa de Coiro. Un año más los vecinos han visto sus cultivos arrasados por estos animales. Afectados, en su mayoría pensionistas que tienen sus plantaciones para el autoconsumo, piden una solución a la Xunta de Galicia. Este es el caso de Humberto Chapela, de 71 años, el cual tras trabajar duramente en su propiedad ha visto cómo su plantación está completamente destrozada.

Los ataques de jabalí no son los primeros que se producen en la zona. El año pasado vecinos se vieron afectados por los destrozos de estos animales en cultivos de maíz y calabaza. El pasado día 22 volvían los ataques y desde el primer estrago, el temor a que las manadas continúen alimentándose en sus propiedades es común entre los vecinos de Coiro. "Los jabalíes bajan de los montes de alrededor y acceden a nuestras fincas. Si esto continúa al final nos vamos a quedar sin nada. El trabajo diario que dedicamos a labrar nuestros cultivos para consumo propio no va a valer nada", declara el afectado.

Humberto Chapela es pensionista y dedica su tiempo a labores en el campo para poder subsistir. Los 600 euros que cobra mensualmente no le llegan para hacer frente a todos los gastos, si no dispone de estos terrenos que le proporcionan alimento para sus gallinas y ovejas. Además, los jabalíes no sólo se comen su cultivo, sino que destrozan por completo el terreno. Ello, según asegura, hace necesario labrar de nuevo el terreno y comprar semillas para su nueva plantación.

La problemática se ve incrementada por la proximidad de las viviendas a las zonas atacadas. El aumento del número de animales, según declaran los vecinos, junto con la cercanía del monte provocan este tipo de situaciones. "Por la noche ves como los jabalíes destrozan tus tierras, pero no puedes hacer nada. Intentamos espantarlos con la luz desde nuestras viviendas, ya que tenemos miedo a que nos ataquen", subraya otra de las vecinas afectadas.

Hace dos días un inspector de la Consellería de Medio Ambiente se desplazó a la zona para valorar los daños, pero la respuesta a las demandas de los residentes en Coiro aún no les ha sido comunicada. "Durante su visita, el inspector me dijo que la solución era la instalación de un alambrado electrificado, pero yo no tengo el dinero para hacer frente a la inversión", expone Chapela.

La burocracia necesaria para solicitar las indemnizaciones a la Consellería de Medio Ambiente es otro de los problemas a los que se enfrentan los vecinos afectados. Ante la dificultad, muchos deciden no tramitar una denuncia. "Intenté defender mis derechos. Fui a mi abogado de confianza para que me explicara lo que tenía que hacer, pero la necesidad de presentar tantos papeles para, al final, cobrar indemnizaciones que no cubren ni una décima parte de lo invertido te desanima", declara un vecino afectado por el ataque de este año.

Los habitantes de Coiro que han visto cómo su trabajo desaparecía de la noche a la mañana piden que se les escuche. "Todos los años es la misma historia. Protestamos y no nos hacen caso ni nos dan una solución aceptable. Nosotros lo único que pedimos es que se nos dejen vivir tranquilos y que las manadas no destrocen nuestros cultivos. No nos importa de quién sea la responsabilidad, lo que queremos es que esto no vuelva a suceder", remarca una de las vecinas de Coiro.

Compartir el artículo

stats