DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Toreros Muertos, en vivo

La banda de Pablo Carbonell mostró su peculiar estilo punk en la explanada de Ojea y se comprometió a luchar contra el reggaeton con reggaeton

Actuación de Sue Moreno en la Praza da Palma. // Santos Álvarez

Actuación de Sue Moreno en la Praza da Palma. // Santos Álvarez

Los Toreros Muertos llegaron ayer a Cangas después de realizar 906 kilómetros, distancia que hay entre Zahara de los Atunes, en Cádiz y O Morrazo. Atravesaron en furgoneta todo el país vecino para actuar hoy en las Fiestas del Cristo. Ellos y su séquito llegaron, rendidos, sobre las 19.00 horas al Hotel Airiños, donde optaron por descansar en vez de ponerse a esa rutina de probar sonido y otras faenas propias del oficio de un grupo al que Pablo Carbonell sigue clasificando como punk. Quisieron cenar antes de ponerse a tocar en la explanada de Ojea, donde el concierto estaba previsto para las 23.00 horas. Pablo Carbonell fue el último de "Los Toreros Muertos" en llegar al bakstage, muy cerca ya de la hora del concierto. Allí hizo estiramientos para su dolorida espalda después de tantas horas de furgoneta, de comidas horrorosas en áreas de servicio de autopistas lusitanas y mala siesta. Pablo Carbonell, no obstante, señala que lo de la comida fue una cuestión de mala puntería, ya es muy difícil encontrar un buen local en las autopistas. El cantante tuvo tiempo de ver como se recupera Portugal de los incendios y "nuestro corazón también viajó a Galicia, que también sufrió mucho, a Canarias y a la Amazonia. Por si no te das cuenta, Los Toreros Muertos"además de un grupo punk, somos un colectivo que intenta concienciar a la gente de los riesgos del pisotón humano en la tierra". Pablo Carbonell llegó al backstage calzando la camisa de grupo y con un inconfundible gorro. A su abigarrada abigarrada barba le pintaron canas y mantiene esos lentes de Quevedo que le proporcionan ese aire intelectual, al tiempo que provocador. Uno se atreve a decir que los había perdido (al grupo me refiero) pero Pablo Carbonell recuerda que, a contrario que otros, "Los Torreros Muertos" son un grupo crionizados "y generalmente cuando nos llaman, que suele ser casi siempre desde Colombia, entonces nos juntamos porque los pasamos muy bien allí. Desde el año 2015, dijimos, vamos a ser el disco que nos faltó de hacer Los Toreros Muertos en vivo. Siempre tuvimos la coña esa. Así que lo grabamos en Cádiz, en él Teatro Faya. La acogida fue tan buena de decidimos seguir haciendo cosas". No duda en señalar que ahora el grupo se encuentra en una buena racha compositiva. "Hemos encontrado en el folclore un tesoro". Entre tanta canción de Reguetón que sale de las atracciones de las fiestas, a uno no queda más remedio que preguntarle como se lucha contra este fenómeno musical que nos inundó este verano. "Supongo que haciendo reggaeton. Al fuego hay que combatirlo con fuego y al reggaeton hay que combatirlo con reggaeton. Tengo escrita una letra que todavía no se la pasé al guitarra del grupo, con el que hecho las últimas siete canciones de la banda. Será un reaguetón obsceno y motoprimate. Es algo que hacemos los "Toreros Muertos" con mucha asiduidad y es meternos con los estilos y hacer bromas de los géneros de la música. Meter el dedo en las ideas generales de la música. Nunca habíamos hecho un vals, pues ahora tenemos un vals; tenemos una canción a una chica de una ciudad una canción a una ciudad, a comidas, a costumbre, al baúl de la Piquer. Cuando hagamos un reaguetón será como El libro de la jungla", señala Pablo Carbonell que no se acuerda si el grupo actuó antes en Cangas del Morrazo.

Concierto de Bellas Artes

Antes, a mediodía, la Banda de Música de Bellas Artes realizó un espectacular concierto en el atrio de la excolegiata de Cangas, donde dio buena cuenta de las canciones de película. Fue un concierto jovial, en el que participó el público con las palmas cuando el director los solicitaba. Para terminar sonó el himno de Cangas, que todos los presentes cantaron con entusiasmo. Para los foráneos fue una auténtica sorpresa encontrarse con este momento musical tan especial. Por la tarde hubo un espectáculo para el público familiar a cargo de Sue Moreno

Compartir el artículo

stats